MIZ-Lab2: la dulce reinauguración de Toque de Canela

toque de canela made in zaragoza

La pastelería artesana y creativa inicia una ilusionante etapa tras el trabajo con los mentores

 

Si se consolidan y adquieren una buena andadura, los proyectos emprendedores invitan a depurar aspectos y aplicar ideas que refuercen y potencien la dinámica. Un paso adelante que ha llevado a cabo Toque de Canela (San Vicente de Paúl, 7), pastelería artesanalmente creativa seleccionada para la segunda edición del MIZ-Lab, el laboratorio de innovación comercial del programa municipal ‘Made in Zaragoza’. Tras dos meses de trabajo con mentores expertos en estrategia de negocio, comunicación y adecuación del espacio físico, los propietarios de la tienda celebraron el 14 de junio la dulce reinauguración que simboliza la ilusionante etapa iniciada, fiesta a la que asistieron familiares, amigos y los profesionales que les han asesorado.

 

La gaditana Sandra Ibáñez y el zaragozano David Gómez abrieron Toque de Canela en 2014. En un primer esbozo empresarial pensaron en una cafetería ‘take away’, si bien nació como obrador creativo, rasgo que siempre han mantenido dentro de que con el tiempo se enfocó hacia la pastelería sana, con la cantidad justa de azúcar y que contempla la cultura vegana así como la cuestión de las intolerancias alimentarias. Por ello el eslogan señala que preparan productos “para todos”. La pareja veía que el negocio, al tener unas bases sólidas, podía crecer, pero no sabía cómo gestionar mejor los recursos y plasmar las ideas, motivo por el que se presentó a la convocatoria de MIZ-Lab. Finalizado el proceso, ambos se muestran “encantados con el aprendizaje” y con el hecho de que la ayuda recibida haya contribuido a fortalecer el carácter personal de su proyecto.

 

reinauguracion toque de canela

 

En el animado encuentro en el local, Ana Hernández (AV Asesores), encargada de tutelar la estrategia empresarial, resaltó que lo primero fue analizar el recorrido de Toque de Canela para detectar sus oportunidades, concretadas después en un plan de acción. Este recoge la implementación de productos y servicios que encajan con la línea llevada hasta entonces. Hernández destacó asimismo la implicación y la disposición a escuchar de Sandra y David.

 

Los emprendedores reconocieron que antes tenían algo descuidadas las redes sociales, apartado en el que les ha respaldado Fernando Cebolla, con quien fijaron una estrategia y un calendario. El consultor les orientó acerca de cómo proyectar la imagen de Toque de Canela en cada red, pautas sustentadas en el recordatorio fundamental de que la comunicación forma parte del trabajo de un comercio.

 

Paula Oliver, Sara Julián y Eva Yubero, compañeras de Recreando Estudio Creativo, estudiaron cómo mejorar la distribución del local para que diera sensación de mayor amplitud. Pintaron las paredes con tonos crema que transmitieran calidez, cambiaron el mostrador, añadieron detalles decorativos y unificaron la línea estética de los elementos gráficos con objeto de que la identidad de Toque de Canela cobrara más protagonismo.

 

También diseñaron unas caretas de ‘cupcake’ que serán un divertido reclamo con el que podrán fotografiarse los clientes en las ferias a las que acudan Sandra y David con sus sugerentes postres. Los dueños lo pudieron comprobar por los posados que hicieron los asistentes a la reinauguración.

 

 

Milagros Arrebola, responsable del programa Made in Zaragoza, se alegró de que la iniciativa ya haya tenido un impacto positivo para Toque de Canela y destacó que esta contribuye a crear referentes de innovación en el pequeño comercio, así como que en los próximos meses tendrá lugar, previa convocatoria, la tercera edición. En la segunda, en paralelo al proceso con la pastelería, MIZ-Lab eligió otros cuatro proyectos (Bilop, El sitio de Eugenia, Lasca Negra y Zgz Aloe) para asesorarles mediante dos talleres de trabajo.

 

Los pasteleros anfitriones prepararon pastel de zanahoria, ‘cupcakes’ diversos (de chocolate vegano, ‘red velvet’, frutos rojos y otros decorados a modo de guiño con figuras alusivas a los miembros de MIZ-Lab) y limonada casera. El colofón goloso llegó con la deliciosa y ligera tarta ‘red velvet’.

 

 

Autor: Enrique Abenia

Periodista autónomo que ha hecho del cine su forma de vida y su especialización profesional. Su interés por escribir y comunicar también incluye la creación de contenidos digitales y la gestión de redes sociales. Desde hace cinco años es crítico cinematográfico de ‘Heraldo de Aragón’, donde antes trabajó como redactor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *