Tomando decisiones respecto al diseño en el MIZ-Lab con Toque de Canela

Después de tres sesiones de trabajo conjunto entre Sandra, David y Recreando Estudio, por fin hemos tomado decisiones importantes y encauzado el rumbo de trabajo.

Hemos de decir que el tema que más de cabeza nos ha llevado ha sido la distribución. Le hemos dado vueltas y vueltas al plano, hemos hecho muchas opciones de distribuciones posibles porque había unos cuantos factores condicionantes que debíamos tener presentes.

 

DISTRIBUCIÓN

Por una parte, queríamos hacer el menor gasto extra posible por lo que hemos tratado en todo momento de mantener el mobiliario actual y no pensar en comprar un nuevo mostrador, nuevas vitrinas… En algún momento hemos valorado la opción de, con ayuda de un carpintero, cortar el mostrador porque actualmente sería prescindible parte de él, pero finalmente desechamos la idea por practicidad y agilizar el trabajo.

 

Os vamos a mostrar las distribuciones a las que les hemos estado dando vueltas y que, o bien porque los pasos eran muy estrechos, o porque el cubo de basura que guardan en el almacén no puede pasar en ningún momento por detrás de las cámaras de comida por temas de sanidad, o porque el espacio de la entrada (donde a veces hacen cursos y talleres) se quedaba un poco pequeño, o porque según donde colocábamos las cámaras no tenían buena visibilidad desde el exterior… bueno, la cuestión es que metro en mano y viendo estos planos y estas posibilidades en el espacio físico, no hemos encontrado otra opción a la que actualmente hay.

 

 

 

 

Lo que sí hemos hecho ha sido redistribuir los congeladores verticales consiguiendo así dejar el escaparate un poco más libre para permitir la visibilidad desde el exterior y hacer el espacio de “espera” un poco más amplio y cómodo.

 

 

Para estos temas de distribuciones de mobiliario en espacios, el apoyarse de una herramienta digital como es Autocad es de gran ayuda pues de esta manera la tarea es mucho más visual, fácil y fidedigna que haciéndolo a mano.

Ya con la distribución clara en nuestras mentes, el siguiente paso es decidir qué hacemos con la fachada , los pavimentos, los revestimientos y la decoración.

FACHADA

Hay que decir que la fachada de Toque de Canela tiene un elemento, con el que ya se encontraron David y Sandra al alquilar el local, que le da mucha personalidad y les encaja bastante con el producto que ellos hacen, y es la cornisa. Recuerda a los envoltorios de los cupcakes que realizan, o a los toldos con los que se decoran los puestos de pastelería. Por otra parte, solo lleva un par de años pintado, les llevó mucho trabajo hacer todas las rayitas de diferentes colores y es un elemento característico y singular que usan en su imagen de marca, hemos decidido dejarlo.

El cambio va a darse en los colores de la parte inferior de la fachada, vamos a sustituir el ocre por el azul claro que hay en la cornisa para darle más suavidad y el blanco lo sustituiremos por un crema muy claro para darle calidez.

Todo el faldón bajo se va a forrar con un lamonado imitación madera para evitar que la pared se manche y aportarle la calidez y el toque natural de la madera.

Otro cambio importante va a ser el forrar las baldosas rosas (que son las baldosas con las que estaba pavimentada toda la tienda cuando entraron Sandra y David al local) y las vamos a sustituir por un pavimento vinílico que imita el dibujo de las baldosas hidraúlicas.

El resto va a consistir en unificar los grafismos de las pizarras para que tengan la misma estética y visualmente quede más limpio.

Finalmente nos quedará darle una vuelta al escaparate, y tenemos claro que quitaremos el vinilo con el logotipo porque actualmente está sobredimensionado pero es algo que os contaremos detalladamente más adelante porque todavía queda por trabajarlo!

 

Ficticio del antes y el después

INTERIOR

Respecto al interior, puesto que la distribución no va a modificarse mucho, el cambio va a darse en los colores de las paredes, en las que nos apoyaremos en los mismos colores del exterior para darle unicidad.

Y por otra parte, el gran cambio se va a ver con la decoración.

Algo que os comentábamos en el anterior post, es que en Toque de Canela hay muchas cosas expuestas y además muchas de ellas son prescindibles, para que en un espacio como una pastelería brille el producto, debemos eliminar todo lo demás (lo prescindible) para que los ojos de los clientes se focalicen en lo imprescindible, los pasteles.

Así que lo primero que haremos será quitar ese revestimiento laminado que ahora tienen tras la barra. Es algo con lo que se encontraron en la tienda y decidieron aprovecharlo pero ni es algo que necesiten ni es muy estético que digamos J así que lo vamos a eliminar porque nos recuerda a tiendas de deporte… en su lugar pondremos unas estanterías de madera y un cuadro o pizarra, está por decidir.

También queremos hacer un elemento colgante tipo letrero de madera sobre la barra con algún mensaje de reclamo o con el logo de Toque de Canela para darle personalidad al espacio.

 

Ficticio del antes y el después

 

Por lo demás, queremos darle protagonismo a la pared que hay frente al mostrador, pues es en la que está ubicada la zona de mesas y sillas y queda alado de la puerta de entrada por lo que nos gustaría darle un toque especial.

 

El resto será trabajar en potenciar la imagen de marca mediante los colores y el logotipo y en darle importancia al orden en el interior eliminando cosas no necesarias para focalizar la atención y crear armonía visual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *