Una 22 edición para redescubrir el Festival de Cine de Zaragoza

La cita, del 23 de noviembre al 2 de diciembre, presenta una variada programación con novedosos alicientes

La capital aragonesa tiene iniciativas culturales que, aunque consolidadas y con asistentes fieles, bien merecen ser redescubiertas. A ello invita el Festival de Cine de Zaragoza, que en su 22 edición (del 23 de noviembre al 2 de diciembre) mantiene su esencia, el cortometraje, y su idea fundamental de acercar las proyecciones y actividades al público general. La programación, variada y con el mérito de sustentarse en un presupuesto que difiere de modo considerable respecto al de propuestas similares de otras ciudades españolas, disemina novedosos alicientes que señalan la apuesta por la progresiva evolución desde la base conocida. Una cita que se desarrolla en el marco del simbolismo que siempre otorgan los homenajes, entre los que destacan los premios a Carlos Saura, Álvaro de Luna y, de modo póstumo, Terele Pávez.

 

 

El Festival, siempre apoyado en primer término por el Ayuntamiento como coorganizador y que en esta ocasión también recibe el respaldo de la DGA, se inaugura este jueves en la sala magna de los Cines Aragonia. La ceremonia pretende trascender el concepto de presentación oficial al uso, por lo que más allá de señalar las claves de la edición, que comprende la exhibición de 141 trabajos y la realización de 52 actividades, tiene un marcado componente lúdico, plasmado en el humor de Dr. Leen. Este se complementa con la habitual dinámica de entregar las primeras distinciones y de cerrar la velada con un preestreno especial. El intérprete ‘oregonés’ Jorge Asín y el diseñador zaragozano Iñaki Villuendas, autor de icónicos carteles de películas, recibirán respectivamente el Augusto de apoyo al cortometraje y el de los Oficios del Cine. A continuación, en la víspera de su irrupción comercial, se podrá ver ‘En realidad, nunca estuviste aquí’, sugestivo y peculiar ‘thriller’ galardonado en Cannes y protagonizado por Joaquin Phoenix.

 

La exhibición de obras a concurso comienza el viernes 24 con las primeras sesiones de cortometrajes, cuyo certamen fue el germen del actual Festival de Cine de Zaragoza. Este ámbito centra el fin de semana como señalan el encuentro dedicado al mismo el sábado en el Centro de Historias y el posterior vermú con el popular director Nacho Vigalondo en el plató de Ozone TV (Ciprés, 6).

 

La sección competitiva la integran a su vez los certámenes de largometrajes, animación, formación audiovisual, microcortos y de escolares (desaparecen los de documentales y videoclips). El Zaragoza International Youth Film Festival, cuya gala tiene lugar la mañana del sábado 2 en el Auditorio, resalta el relieve europeo alcanzado por la cita en este apartado y la apuesta del director José Luis Anchelergues por los valores educativos.

Salto cualitativo en largos

 

 

El factor internacional también late en el certamen de largometrajes del Festival de Cine de Zaragoza, redefinido y con un salto cualitativo que se percibe en el perfil de las siete obras, pequeñas pero con entidad, reconocidas en otros festivales y que pueden gustar por sus elementos, incluso sorprender. Hay tres títulos españoles (‘Llueven vacas’, ‘La mano invisible’ y ‘Bajo la rosa’), uno estadounidense (‘H.O.M.E.’), uno indio (‘Half Ticket’), uno brasileño (‘Intimidade pública’) y otro argentino (‘Miss’). A la cuidada selección se añade, fuera de concurso, el filme colectivo ‘Maniac Tales’. Sus pases se llevan a cabo en los Cines Palafox.

 

El ciclo ‘Cine y danza’, coordinado por el gestor cultural Ángel de Manuel, contribuye al fortalecimiento de la denominada programación alternativa del Festival de Cine de Zaragoza. Las proyecciones temáticas en la Filmoteca se acompañan del curso ‘El cuerpo, la palabra y una cámara’, impartido a bailarines por la cubana Alejandra Ordóñez.

 

 

Otra de las novedades está en la jornada enfocada a las nuevas tecnologías, impulsada por Pablo Lázaro y que se celebra la mañana y la tarde del jueves 30 en el Centro de Historias. Por su contenido constituye una opción idónea para que el público ‘millennial’ disfrute del Festival, ya que habrá una clase magistral sobre vídeo en 360º, se mostrarán tráileres de videojuegos (y se abordará su narrativa cinematográfica) y el cómico Diego Peña y varios amigos cómplices harán demostraciones con unas gafas de realidad virtual. Lo lúdico continuará por la noche con sorteos y un torneo de juegos ‘arcade’ en la Sala en Blanco.

 

Ese mismo jueves, los Cines Palafox celebran la noche del audiovisual aragonés, punto de encuentro de los profesionales del sector en el que se podrá ver en pantalla grande un capítulo de la cuidada docuficción ‘Grupo 2 Homicidios’. Las sesiones de carácter social enmarcadas en ‘Otras miradas para otros públicos’, las de ‘Visiones de la Historia’ (un avance del certamen que se creará en 2018), la jornada CIMA dedicada a las mujeres cineastas (el viernes 1) y el ya clásico concierto de la Film Symphony Orchestra (viernes 24) completan las vertientes de interés.

 

El Festival de Cine de Zaragoza avanza que la clausura, el sábado 2 en la sala Mozart del Auditorio, busca rendir tributo a la ciudad como escenario de película. Jesús Nadador presentará una gala en la que, además de anunciar el palmarés y entregar las correspondientes distinciones, se homenajeará al cineasta oscense Carlos Saura, al actor Álvaro de Luna y a Terele Pávez, premios Augusto Ciudad de Zaragoza. Con el simbolismo del recuerdo póstumo a la intérprete se establece el apartado ‘In memoriam’, dedicado a los rostros del cine y el audiovisual español y aragonés fallecidos cada año. Asimismo, por la alfombra roja y el ‘photocall’ pasarán los directores Eduardo Casanova y Zoe Berriatúa (Augustos del corto al largo), Félix Zapatero (Augusto Oficios del Cine) y miembros de la Fundación Aisge (Augusto a la Entidad).

Autor: Enrique Abenia

Periodista autónomo que ha hecho del cine su forma de vida y su especialización profesional. Su interés por escribir y comunicar también incluye la creación de contenidos digitales y la gestión de redes sociales. Desde hace seis años es crítico cinematográfico de ‘Heraldo de Aragón’, donde antes trabajó como redactor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *