Raúl de Jesús, el creador de los paturros que hacen sonreír a los zaragozanos

Elisabeth G Iborra 25 febrero, 2020
Etiquetas: , , , ,

Raúl de Jesús es un maño de 43 años que ha dado con la idea del millón acertando de pleno en el corazón de sus paisanos, ese que se cubren en Pilares con el cachirulo. Aunque se ganaba muy bien la vida como programador y experto en SEO de Letsbonus en Barcelona desde hacía diez años, por su cabeza ya rondaba la idea de volverse a Zaragoza y montar un proyecto importante. Y en esas estaba, paseando por la Ciudad Condal, cuando, de repente, se topó con una tienda de patitos de goma.

 

Se perdió por la tienda y echó a nadar por la bañera de su imaginación, que tuvo la osadía de figurarse a dos patitos baturros, de cuyo anagrama sale el graciosísimo apelativo de PATURROS. Como buen conocedor del ciberespacio, buscó si alguien había dado con la misma idea y no, resultó que la bombilla solo se le había encendido a él.

 

Así que empezó a pergeñar el diseño, basándose en sus conocimientos de Photoshop y de web design, para crear los prototipos en 2D y 3D; y removió Roma con Santiago para conseguir la fabricación de los moldes y de los subsiguientes patitos de goma. A los cuales alguien también tendría que pintarles sus trajes regionales con su cachirulo y su chaleco o su moño y su mantón, en el caso de la patita. Desde que se volvió a Zaragoza, en 2018, prácticamente un año le costó el proceso, ya que la búsqueda en España resultó infructuosa y tuvo que encargarla a una fábrica en el sudeste asiático.

 

 

 

Los nervios no se los quitó de encima hasta que no pasaron las auditorías y los controles de calidad que impone la CEE para permitir comercializar juguetes con todas las garantías de seguridad, sanidad, etc. Y vino a recibir los 3.000 paturros en Zaragoza justo quince días antes del Pilar 2019. Algo que él considera un golpe de suerte pero, ahondando en la conversación, se trasluce que este es el resultado de la formación y la experiencia acumulada durante toda su vida y de habérselo currado como buen cabezón aragonés.

 

Se vendieron más paturros que churros

 

Durante las fiestas del Pilar, vendió más paturros que las churrerías chocolate con churros. Y desde entonces no han parado de aumentar los pedidos de tiendas de souvenirs como la de la plaza del Pilar o de otras que quieren tener sus simpatiquísimos patitos maños a la venta. Tanto para los propios zaragozanos como para los visitantes, pues sirven lo mismo como divertido recuerdo turístico que para un regalo infantil, para decorar un rincón de la casa, para hacer una gracia con flores en San  Valentín o para decorar el riachuelo del Belén.

 

 

 

 

Allá donde expone sus paturros (y a partir de ahora los calcetines con sus motivos estampados), ya sea en los mercadillos de Las Armas o en el de Los Porches, o en el escaparate del bar Marianela, los paseantes se paran y sonríen irremediablemente. Es que no te pueden caer mal los paturros, al igual que no suelen caer mal los aragoneses en el resto de España.

 

Su proyecto es mucho más ambicioso

No en vano, cada vez son más los que vienen a visitarnos, ya no solo al Pirineo oscense, sino también a la capital, como bien sabe Raúl de Jesús, que, asimismo, es el creador de la web www.zaragozago.com. El trabajazo de documentación, fotografía y recopilación de datos edificio por edificio y calle por calle que tiene la página detrás es el fruto de varios años paseando por Zaragoza para mostrar pormenorizadamente a los turistas lo que no deben perderse de nuestra ciudad.

 

 

Pero no tenéis más que bajaros la aplicación ZaragozaGo, Monumentos arround me, en Android, para comprobar que vosotros mismos, aunque seáis de aquí de toda la vida, tampoco os habéis fijado en muchas de las fachadas, de los palacios, de las iglesias, de los parques y jardines, y del patrimonio arquitectónico  en general que detalla y geolocaliza a vuestro alrededor. Una auténtica enciclopedia citadina que es un lujo con mucho valor pero sin ningún coste.

 

Y, por si fuera poco, ahora ha lanzado la última herramienta útil para conocer mañolandia: una pestaña con rutas, visitas guiadas y tickets para preorganizarse el finde sin perder tiempo en colas ni en ir callejeando sin rumbo fijo.

 

Desde luego, se recomienda estar atentos a las novedades de Raúl de Jesús, porque su cerebro inquieto no cesa de pensar en colaboraciones con otros creativos aragoneses, ni en nuevas formas de ampliar este proyecto que rezuma pasión por aportar ingenio a su tierra natal.

 

 

4 opiniones en “Raúl de Jesús, el creador de los paturros que hacen sonreír a los zaragozanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *