Pensumo: Aumenta tu Pensión con Pequeñas Acciones

Placido Manzanares 8 julio, 2019
Etiquetas: , , , , ,

Realizamos miles de acciones cada día, tanta que perdemos la cuenta. Trabajo, ocio, compras… y también cosas que hacemos por los demás, con las que ponemos nuestro grano de arena para crear una sociedad mejor. Pero, ¿qué pasaría si todos esos pequeños esfuerzos tuviesen recompensa en el futuro? ¿Y si hubiese alguien que se encargase de contabilizar esas acciones, y consiguiese que los comerciantes nos premiasen, además de por nuestras compras, por nuestros comportamientos saludables y sostenibles, contribuyendo a nuestra pensión?

 

Nos hemos acercado a la sede de Pensumo, startup aragonesa avalada por números premios y reconocimientos, y que hace 4 años lanzó la aplicación del móvil con la que nuestras compras y actividades se traducen en aumentar nuestra futura pensión. José Luis Orós, responsable de la empresa nos explica cómo funciona.

 

 

¿Qué es Pensumo?

 

Pensumo consiste en sumar céntimos para tu pensión, que se acumulan cuando compras en los establecimientos asociados, o cuando cumples determinados retos que proponemos. Premiamos comportamientos con aportaciones a la pensión, como la Carrera del Ahorro: corres donde quieras y, si compartes tus kilómetros con nosotros, te pagábamos 50 céntimos por kilómetro. Es una manera de hacer tangible ese incentivo que supone seguridad para el futuro.

 

¿Todas las mediciones se realizan a través de la app?

 

Para obtener los datos hemos recurrido a una herramienta que tiene todo el mundo: el Smartphone, y la App. Gracias a ella, los usuarios escanean los tickets y nos transmiten los datos.

 

Podemos medir otros comportamientos, como las carreras, gracias a tecnologías ya existentes que hemos incorporado. El comercio no tiene que hacer nada adicional, sólo emitir las facturas, y esperar a la información de los clientes que ha tenido. Al final del mes, el comerciante paga la factura, y el cliente recibe el extracto de su saldo.

 

¿Quién se hace cargo del pago?

 

La póliza actual está vinculada a Allianz, y desarrollamos una APP innovadora para Caser. Es una póliza de ahorro, no un plan de pensiones. Se puede rescatar en ventanas de 5 años, con los rendimientos acumulados que tenga. Es un dinero que acumula el usuario, sin tener que pagar nada.

 

Tiene ventajas sobre otros sistemas de fidelización por puntos, que ofrecen regalos de forma inmediata. Si los conoces bien, sabes que la mitad de los puntos no se redimen. En nuestro sistema, todo lo aportado se recupera.

 

El equipo de Pensumo, con José Luis Orós (cuarto por la derecha)

 

¿Cómo es vuestra relación con los comerciantes?

 

Negociamos las condiciones con cada comercio. Normalmente pedimos un 4% (3 para el usuario y 1 para la plataforma). A veces, conseguimos un 2 más 1, o un 5 más 1.

Buscamos empresas que premian la formación de sus trabajadores, o actitudes sostenibles, como ir al trabajo en bicicleta: una sociedad en la que ganamos todos. Hace poco hemos firmado un convenio con BSH.

 

¿Tratáis con comercios locales?

 

Nuestro modelo está hecho para el pequeño comercio, el de cercanía. Queremos potenciar comportamiento de cercanía, como correr en nuestras calles, o leer un libro de tu librería más cercana.

 

Empezamos en el 2013 haciendo una experiencia piloto con pequeños comercios en Borja. Pero vimos, con el tiempo, que se resisten a los sistemas de fidelización, mientras que los grandes comercios online van directos a que los clientes tengan su tarjeta.

 

¿Cuál es vuestro público?

 

La mayoría son mujeres (60%), y la edad media es de 39 años y medio. Más del 40% vive en Zaragoza. Es una persona que compra gasolina en estaciones de servicio, recicla y lee.

 

¿Qué feedback habéis recibido?

 

Todo el mundo ha entendido la idea principal: compra en establecimientos asociados y estos te premian en tu pensión. Lo que quieren saber es quién está detrás, y cómo funciona el producto. Cuando llega a los clientes una póliza con la cantidad acumulada, es necesario explicarles, que una aseguradora es la que certifica la existencia del dinero, y que no tienen que pagar por ella.

 

Tenemos muchos clientes que son muy apasionados, y explican en redes sociales las ventajas de usar Pensumo. Otros, nos preguntan por qué no hacemos modificaciones, como vincular una tarjeta de crédito.

 

Portada principal de la App de Pensumo

 

Nacisteis como empresa en 2013, y la App en 2015. ¿Cómo está siendo vuestra evolución?

 

Nuestra evolución ha sido un proceso de prueba-error. Hemos descartado cosas que no eran útiles, e incorporando otras muy útiles para el consumidor. El producto puede escalar en cualquier momento, si una gran empresa decide implantarlo para sus trabajadores; o una asociación de comerciantes lo elige como sistema de fidelización.

 

¿Cómo nació la idea?

 

Trabajaba en marketing para el Corte Inglés, y ya tenía la idea de Pensumo, pero no sabía cómo ejecutarla. Empecé a trabajar en un proyecto que se llamó Calle Zaragoza, en el que conocí al 70% de mi equipo actual, y que consistía en conectar el mundo online con las tiendas físicas. No llegó a cuajar, ya que fue un proyecto un poco adelantado a su tiempo, pero ya sabíamos lo que queríamos hacer.

 

Empezamos gracias a un capital semilla. A partir de ahí, fuimos consiguiendo, premios y reconocimientos, además de subvenciones, como la de la Unión Europea, de Nuevas Sociedades Inclusivas y Reflexivas, que premia modelos para resolver problemas sociales, potenciando la formación y actitudes beneficiosas para todos. Al ganarlo, conseguimos un sello de calidad muy prestigioso y que te abre muchas puertas.

 

¿Qué ideas tenéis para el futuro?

 

Buscamos un producto global, y tener 6.000 usuarios está muy bien, pero nuestra idea es llegar a todo el mundo, y que sea una aplicación tan usada como la mensajería.

 

Todo lo que hacemos en nuestros barrios está interrelacionado, y queremos que esas acciones sean más permeables: plantear estilos de vida y potenciar acciones beneficiosas para todos. Queremos extender el premio por reciclar, y vincularlo a los comercios del código postal.

 

La clave es implementarlo bien. Necesitas muchos usuarios para que las empresas se fijen en ti.

 

Todo el equipo reunido en la sede de Pensumo localizada en Hiberus Ecosystemlab

 

¿Cuál es vuestro siguiente paso como empresa?

 

Seguir consolidando un producto de ahorro para los que no pueden ahorrar. Estamos abiertos a nuevas experiencias, como el concurso de micro relatos que organizamos hace poco, y que tuvo mucho éxito. Otra idea será organizar rankings para saber quién es el que corre más en un distrito postal, o dar tarjetas bus a los que más reciclan.

 

Estamos abiertos a premiar actividades culturales, y a ser la plataforma de colectivos que quieran proponer retos.

 

¿Cómo os gustaría veros en 5 años?

 

Internacionalizados. Hemos construido una empresa con un nombre y una marca, pero también hemos lanzado un modelo de negocio: la pensión por consumo. Ahora mismo en Perú, hay un proyecto de ley para implantarlo, basado en la información que hemos proporcionado al Banco Interamericano de Desarrollo.

 

En el futuro, nos veo especializados en una línea de negocio, que puede ser la de colectivos de empresa, del comercio minorista, o la del comercio online.

 

Para terminar, ¿os quedaréis en Aragón?

 

Por supuesto. Hace poco nos hicieron un reportaje con el titular “De la mochila austriaca a la mochila maña”. Nos hemos nutrido de experiencias fuera, pero nuestro sitio está aquí.

 

No hace falta salir fuera para estar interconectados con cualquier parte del mundo. Disfrutamos haciendo patria.

 

Tras una hora de conversación con José Luis, no puedo dejar de expresar mi admiración por todos los emprendedores aragoneses que luchas cada dia, con su inteligencia y esfuerzo por poner hacer sus ideas realidad, por levantar empresas que crearan riqueza y empleo. Si, como en este caso, su trabajo puede ayudar a nuestros comerciantes y a nuestro medio ambiente, es un ánimo para que entre todos creemos un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *