Pasión por el Comercio Local: Reapertura del Mercado Central

Placido Manzanares 3 marzo, 2020
Etiquetas: , , ,

Mercado Central Zaragoza

En las últimas semanas, hemos vivido en Zaragoza un acontecimiento histórico que nos llena de satisfacción: la reapertura del Mercado Central, después de una restauración de casi dos años. Al pasar las puertas automáticas, el cambio nos deja con la boca abierta.

 

Los ventanales llenan de luz cada rincón, los puestos parecen más grandes… han conseguido traer esta joya del modernismo al siglo XXI.

 

Vista del corredor central, una de las novedades.

 

Pasear esta mañana por los pasillos no resulta fácil, el Mercado está completamente lleno de visitantes, que no paran de hacer fotos, entremezclados con los clientes agrupados en torno a los puestos para comprar productos de temporada: a los tradicionales carnes, pescados y verduras, se les suman una floristería y una herboristería.

 

Miguel Duero, encargado del espacio gastronómico.

 

Sin embargo, la mayor novedad se encuentra justo en el centro, donde 4 bares conforman la nueva oferta gastronómica: Rombo Zentral. Miguel Duero, al frente de esta iniciativa nos explica qué podemos encontrar: “son 4 ofertas distintas y complementarias”.

 

Matiné, que abre a las 6 de la mañana, ofrece desayunos y meriendas: bollería, churros, tapas, bocadillos, patés gourmet y tortillas rellenas.

 

Mueso especializado en carne y embutidos a la brasa: hamburguesas, brochetas, chuletón e incluso pizza.

 

Mostrador de Mixtura, con algunos de los platos que ofrecen.

 

Mixtura aquí los protagonistas son los productos frescos del mercado: verduras, carnes y pescados, tanto en ensalada como pasados por una plancha teppanyaki.

 

Mambo cervezas, cócteles y la estrella: el vermú puede ser acompañados con tapas como empanadillas.

 

La mayor parte de los aperitivos, podrán ser acompañados por música en vivo. Se ha instalado una plataforma para conciertos, pero los fines de semana la oferta de espectáculos crece, ya que se puede disfrutar de conciertos de swing, obras de teatro o recitales de jotas, entre otros.

 

Clientes del Mercado se «asoman» a imágenes del pasado.

 

En otros rincones del Mercado, se han situado pequeños homenajes a su historia. Nos acercamos a un corredor en el que la gente hace cola para mirar por unos agujeros.

 

Cuando llega nuestro turno vemos 4 fotografias de diferentes momentos históricos del mercado. También nos llama la atención la exposición de balanzas antiguas, y los primeros planos originales del mercado, obra del arquitecto Félix Navarro.

 

 

María Pilar Millán vende plantas y flores en el puesto 64.

 

 

Me acerco a Información, donde una señora reparte tickets para el parking gratuito. Me gustaría conocer más detalles sobre cómo ha sido el proceso, y me ponen en contacto con el gerente, José María Bayod.

José María Bayod, gerente del Mercado Central.

¿Cómo parte la idea de la renovación del Mercado Central?

Es una idea que llevábamos barajando mucho tiempo los detallistas, y que puso en marcha el ayuntamiento hace tres años.

¿Qué objetivos se pidieron?

El principal fue que volviésemos a tener un lugar en el Mercado, ya que el inicio de la reforma coincidió con el final de la concesión de las plazas.

Había muchos proyectos sobre la mesa, pero se apostó por que siguiese siendo un marcado de abastos que pudiera abastecer no sólo al Casco Antiguo, sino a toda Zaragoza, ya que hay mucha gente que come gracias al Mercado Central, por nuestros precios y forma de trabajar.

 

Panadería y pastelería de la mejor calidad.

 

¿Cuáles fueron vuestros objetivos respecto a la arquitectura?

 

La obra se hizo pensando en respetar lo que había, pero dándole un toque de modernidad: que fuese un espacio limpio y amplio.

 

Han sido casi dos años de espera, lo que supone un récord ,ya que la reforma media de un mercado en España suele durar de 7 a 13 años.

 

Julio Artigas de Frutas Furruchagas: «la gente ha visto el Mercado como un emblema de Zaragoza»

 

¿Por qué habéis cambiado la organización de los puestos?

 

Ahora se organizan de forma temática, como se hace en todos los mercados modernos. El objetivo es que los clientes puedan comparar productos del mismo tipo, teniendo varias alternativas a la vez.

 

La pollería de Olga Romeo es una de las más veteranas: «ha sido como reencontrarme con mi familia».

 

¿Habéis incorporado nuevas propuestas?

 

Si, la mas innovadora son los 4 bares, que han apostado por darle una imagen simpática y moderna al mercado. Además, hay tiendas de caramelos, de plantas, etc. Se han introducido nuevos negocios, pero siempre desde la base del pequeño comerciante.

 

Uno de los objetivos era que no entrasen grandes empresas, que no nos convirtiésemos en un supermercado.

 

Juana y Pedro de Pescados y Mariscos Pedro: «somos varias generaciones trabajando aquí».

 

¿Qué se sabe de los puestos que quedan por llenar?

 

El ayuntamiento está preparando una licitación. No se pueden superar unas ratios de actividades, pero tendrán cabida otras alternativas.

 

Julia es una clienta habitual: «nunca me imaginé que lo dejarían así. Son necesarios para la ciudad»

 

¿Cómo está siendo la respuesta de la gente?

 

Por ahora espectacular. Está siendo un gran éxito, y la calidad que estamos ofertando hace que la gente quiera venir a verlo. Esperemos que esta respuesta se mantenga a lo largo del tiempo.

 

¿Tenéis muchos clientes nuevos?

 

Si, se nota una renovación de clientes. Muchos nos han confesado que era la primera vez que pisaban el mercado central. Se ha generado mucha expectación, y la gente sale satisfecha por la profesionalidad de los detallistas.

 

Una de las fruterías más veteranas.

 

Es posible que la gran oferta que tenemos estuviese tapada por un mercado antiguo, distinto de lo que supone un mercado moderno, y ahora la gente que busca un producto de mayor calidad y un mejor servicio, ha encontrado aquí lo que buscaba.

 

¿Se ha modernizado también el tipo de comercio?

 

Entre las novedades, se encuentra la posibilidad de vender online y a domicilio. Estamos trabajando para desarrollarlo plenamente, además de otras ideas para el futuro.

 

Mama Tere en el puesto 35.

 

¿Se está beneficiando todo el Casco Viejo de esta apertura? ¿Y el comercio local en general?

 

Si, ha supuesto un revulsivo para la zona. Estamos trabajando con Turismo, con guías, con colegios… los bares están organizando espectáculos. Se pretende crear un punto de cultura en el casco antiguo, y que esto pueda generar no sólo sinergias de comercio, sino de hostelería y turismo. Queremos crear un punto vivo que movilice a diferentes públicos.

 

En lo segundo aspecto, existen modelos de asociacionismo entre comercios locales que en España todavía no se ha puesto en marcha, y que en el Mercado Central lo estamos haciendo funcionar: pequeños comerciantes dentro de un núcleo y una gestión común.

 

La tienda de Idoya en el puesto 35.

 

¿Cómo os gustaría veros en el futuro?

Como mínimo, como ahora. Manteniendo lo que tenemos ahora e incrementándolo. Que se llenen los puestos que hay vacíos, que la gente se encuentre a gusto con nosotros, y que fuésemos un referente de compras para todo Aragón, y que el modelo de gestión de que tenemos como asociación fuese un modelo empresarial.

 

Cae la noche en el Mercado y los pasillos siguen llenos.

 

Cuando termino mi visita al Mercado, ya es de tarde, pero los pasillos y los puestos siguen llenos. Creo que este es un futuro en el que todos ganamos. Los clientes no queremos coger bandejas de plástico, sino que queremos ser atendidos por un detallista que ofrece un trato personalizado, que nos recomiende los mejores productos, y que nos trate como a una persona.

 

Si necesitáis más información sobre horarios, o los detallistas que tienen venta online y a domicilio.

 

https://www.mercadocentralzaragoza.com/

Av. de César Augusto 976 281 998

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *