La observación figurativa de Emma Gómara.

Sergio Sevilla 19 octubre, 2020
Etiquetas: ,

Emma Gómara es una artista de Zaragoza que trabaja lenguajes plásticos como la pintura, la ilustración y el collage en el terreno de la figuración. Con formación en artes plásticas gracias a su formación en el estudio de arte del también figurativo Eduardo Lozano y cursos de especialización de pintura, como el curso «Figura en el paisaje» que realizó en la Fundación Santa María de Albarracín le hacen decantarse por el estilo figurativo y, sobre todo, por la figura humana.

Su obra actual, se engloba en dos grandes temáticas en las que ha trabajado en profundidad la figura humana y que surgen en su entorno más inmediato. Por un lado, las obras derivadas de la serie «Inmersión» en las que profundiza e investiga sobre la figura humana en el mar. Esta línea de experimentación surgió de unas vacaciones en Indonesia y es el resultado de las experiencias de practicar snorkel. Buceadores y fondos marinos son plasmados tanto en lienzos de gran formato como en papel y tablillas. Figuras humanas en acciones recreativas sobre masas de color azul que comparten protagonismo con las propias personas representadas. Esa presencia tan clara del fondo se pierde en su siguiente línea de trabajo cediendo todo el protagonismo a la figura humana.

Su obra se caracteriza por la observación casi obsesiva de las personas que la artista encuentra en su entorno, como por ejemplo, las que ve en cada una de las ciudades que visita. Al tratar de concentrarse en el personaje, la mayoría de las veces los fondos se ven borrosos enfatizando el protagonismo de la figura que queda como congelada en el tiempo. En sus pinturas, la figura humana centra todo el foco de atención, por esa razón los fondos son siempre blancos o muy borrosos, creando una atmósfera de ensoñación.

Sin embargo, los personajes que representa no tienen rostro, son seres anónimos que acompañan los pasos del día a día y con quienes es fácil identificarse ya que podríamos ser nosotros mismos. Son personajes sacados de su entorno: viajes, vecindario, familia y amigos, que dejan huella y recrean su propio universo.

Emma ha expuesto con anterioridad de forma individual y colectiva en muestras realizadas en el Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI, en el Espacio Visiones, en el espacio expositivo Arte Roma, la Torre Virgen Blanca de la Fundación Santa María de Albarracín o en Villanueva de Gállego dentro del concurso Francisco de Pradilla. Recientemente hemos podido verla también exponiendo entre las obras seleccionadas en la XXXI edición del Premio de arte «Santa Isabel de Aragón Reina de Portugal».

Ahora, la artista llega a Córner MIZ donde va a realizar una intervención plástica de carácter efímero bajo el título «OÍ AQUELLOS PASOS Y DUDÉ”. En línea con el concepto de Autoficción, temática central de esta temporada, la artista nos presenta un universo de personajes que de alguna manera impactan en la definición de quién es ella misma.

La presentación de esta intervención tendrá lugar el próximo jueves 22 de octubre a las 19:00h en Zaragoza Activa | La Azucarera (Calle Mas de las Matas, 20). ¡Os esperamos!

Autor: Sergio Sevilla

Gestión e Innovación cultural (I+C) Búsqueda de conexiones culturales en espacios de tránsito. Take a walk on the Art side.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *