Isabel Peña: “La sociedad ya demanda otro tipo de historias”

Enrique Abenia 8 abril, 2019
Etiquetas: , , , , ,

Isabel Peña, el año pasado en el Festival de San Sebastián (autor: Pablo Gómez)

La guionista zaragozana habla en esta entrevista de su oficio, de la visión femenina, de su evolución profesional, del Goya por ‘El reino’, de lo que el cinéfilo puede esperar de ‘Madre’ y del audiovisual aragonés

 

Al igual que otros títulos recientes, ‘Que Dios nos perdone’ (2016) y ‘El reino’ (2018) escenifican el nivel alcanzado por el cine español en el terreno del ‘thriller’. Los dos notables y estimulantes filmes tienen parte de autoría aragonesa, la de la guionista Isabel Peña, socia creativa del director Rodrigo Sorogoyen. Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra y especializada en guión por la ECAM, la zaragozana comenzó en el oficio en las series ‘Impares’ (2008), ‘La pecera de Eva’ (2010) y ‘Frágiles’ (2012). Despuntó con ‘Stockholm’ (2013), película con la que empezaron a llegar unos premios y nominaciones que se intensificarían en sus dos trabajos sucesivos. El Goya ganado por su retrato de la corrupción en ‘El reino’ y el reconocimiento del Festival de Huesca simbolizan su gran momento profesional y le sirven de impulso en una actividad que ha seguido con la versión en largometraje de ‘Madre’, cuyo estreno está previsto en otoño. En unas semanas enfocadas a visibilizar a mujeres de distintos ámbitos, Made in Zaragoza acerca su figura en esta entrevista.

 

Isabel Peña, con el Goya obtenido por el guión de 'El reino' (autor: Miguel Córdoba)
Isabel Peña, junto a Rodrigo Sorogoyen, con el Goya ganado por el guión de ‘El reino’ (autor: Miguel Córdoba)

 

En cuanto a visibilidad, el trabajo del guionista suele quedar en segundo término debido a que la autoría se focaliza en la figura del director. ¿El condicionante se ha empezado a rebajar? ¿Cómo ve la situación del oficio en España?

Sí, está cambiando. En parte gracias a las series, donde la figura del creador o ‘showrunner’ se está haciendo fuerte. La situación sigue siendo la de un oficio poco respetado. Por poner un ejemplo: conozco pocos oficios en los que se dé por hecho que trabajas gratis. Como si nuestro tiempo y esfuerzo creativo no tuviesen valor.

 

El presente de reivindicación femenina se canaliza en el cine y empieza a prestarse más atención a la visión de las mujeres. ¿Ese cambio ha llegado también al ámbito del guión?

Sí. Hay más mujeres guionistas. Pero también más productoras y más directoras. Pero sobre todo es que la sociedad ya demanda otro tipo de historias.

 

¿Cómo afronta una guionista la identificación con el momento social y el compromiso con la defensa de la igualdad al construir las historias?

Siendo quien eres e introduciendo en las historias tus propios sistemas de pensamiento. Al menos en mi caso. No es algo premeditado, es algo que es o no.

 

Dentro de la lógica satisfacción, qué emociona más, ¿la primera nominación al Goya o el premio cosechado en la segunda oportunidad?

Esto es un poco a quién quieres más, si a mamá o a papá… Diría que la nominación. Era nuestra segunda peli y además coincidió con un año con candidaturas muy potentes.

 

¿El Goya y el reconocimiento en festivales allanan el camino de los proyectos futuros?

No es algo radical, pero sí se nota. Yo lo estoy viendo con los actores. Ese ‘casting’ ideal que imaginas mientras trabajas, de pronto es más fácil de conseguir porque esos actores ya nos conocen y también quieren trabajar con nosotros.

 

Isabel Peña posa con motivo de la presentación de 'El reino' el año pasado en San Sebastián (autor: Gari Garaialde)
Isabel Peña posa con motivo de la presentación de ‘El reino’ el año pasado en San Sebastián (autor: Gari Garaialde)

 

¿Qué siente al analizar su recorrido profesional desde que despuntó con ‘Stockholm’?

Muchas cosas… Creo que soy muy afortunada, pero también siento que las decisiones más importantes fueron las adecuadas.

 

¿Cómo es el proceso de trabajo conjunto con Rodrigo Sorogoyen?

Emocionante, exigente, adictivo… Tengo mucha suerte.

 

¿Qué puede esperar el cinéfilo de la versión en largometraje de ‘Madre’?

Me gusta la apreciación de ‘cinéfilo’. Por nuestra trayectoria y por la naturaleza del cortometraje, supongo que espera un ‘thriller’, pero se va a encontrar algo muy distinto. ‘Madre’ es una película pequeña y extraña donde son más importantes los personajes o las atmósferas que la trama.

 

Desde hace años vive en Madrid pero mantiene el vínculo con Aragón. ¿Cómo valora la evolución del audiovisual aragonés? ¿Le ilusionaría desarrollar algún proyecto en su tierra?

Estando en Madrid he conocido a gente aragonesa que está haciendo cortos y documentales muy interesantes. En cuanto a la segunda pregunta, si el proyecto es bueno, claro que me gustaría desarrollarlo en Aragón.

 

Más de un zaragocista le habrá agradecido el homenaje a los héroes de París en ‘El reino’. ¿Qué le animó a establecer ese guiño?

Fue algo muy espontáneo. Estábamos buscando un marco para esa escena en la que un personaje tiene que hablar, decir cualquier cosa para comprobar el funcionamiento de la grabadora. Y me salió. Se lo propuse a Rodrigo y le encantó.

 

Autor: Enrique Abenia

Periodista autónomo que ha hecho del cine su forma de vida y su especialización profesional. Desde hace siete años es crítico cinematográfico de ‘Heraldo de Aragón’, donde antes trabajó como redactor. También escribe en la revista temática 'Imágenes de Actualidad'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *