Haiku Comunicación, el arte de comunicar

Haiku Comunicación

La comunicación es imprescindible para que marcas, proyectos, instituciones o empresas puedan destacar y abrirse camino en este entorno tan competitivo en el que nos movemos hoy en día. Es una pieza clave de la promoción y a pesar de ello, es la gran desconocida. En Haiku Comunicación tienen muy claro cómo puede ayudar a las marcas en su camino diario.

 

Haiku es una agencia, la suma de varios profesionales que conforman un puzzle de conocimientos en el sector de la comunicación. Hoy nos abren las puertas de su céntrica oficina para contarnos su día a día como gabinete de prensa.

 

Lorena y Mercedes son las socias fundadoras de la agencia, a la que posteriormente se sumó Lucía y en la actualidad completa Marta, que está haciendo sus prácticas y comienza a conocer la profesión desde aquí.

 

Mercedes Gutiérrez  es Licenciada en Periodismo y además cuenta con estudios de Filología Hispánica definiéndose como una apasionada del buen lenguaje y la escritura. Nacida en la capital del cierzo tiene una larga trayectoria profesional entre medios de comunicación de Zaragoza y Teruel.

 

Mercedes y lorena Gonzalvo

 

Lorena Gonzalvo quiso primero ser periodista, pero acabó licenciándose en Publicidad y Relaciones Públicas. Es una apasionada de la creatividad. Comenzó su trayectoria profesional fuera de nuestra ciudad: “Viajé, trabajé, aprendí y volví. Regresé a Zaragoza para hacer lo que más me gusta donde más me gusta: escribir rodeada de mi gente.”

 

Lucía Rabanete es la directora de proyectos, también periodista “por vocación y publicista por casualidad”. Está licenciada en ambas especialidades y además cursó un Máster de comunicación. Comenzó su trayectoria profesional como redactora en revistas life-style y televisión, y como ejecutiva de cuentas en agencias de comunicación y  publicidad. En 2012  se incorporó a Haiku Comunicación.

 

Lucía Rabanete y Marta Peiró

 

La más joven de la agencia es Marta Peiró, ejecutiva de cuentas. A sus 21 años está realizando sus prácticas en Haiku. Estudia periodismo.

 

¿Cuándo comenzó el proyecto de Haiku Comunicación?

 

Después de muchos años trabajando en otras agencias y medios de comunicación, nos vimos al término de un proyecto a consecuencia de la crisis. Y nos planteamos: ¿por qué no intentarlo, por qué no convertir este inconveniente en una oportunidad? Era el momento de atrevernos a hacer realidad lo que llevábamos soñando desde hace tiempo: montar nuestra propia agencia y nuestra propia filosofía, especializándonos en lo que más nos gustaba, la gestión de prensa.

 

Nos dimos cuenta de que teníamos todo lo que necesitábamos: muchos contactos en prensa, más de 15 años de experiencia y unos resultados que nos avalaban. Y, por supuesto, muchas ganas de demostrarlo (y demostrárnoslo).

 

Aunque ya contabais con experiencia en el sector, con Haiku comenzasteis desde Zaragoza Activa, resultando premiadas entre varios proyectos. ¿En qué os ayudó formar parte de esta iniciativa?

 

Técnicamente, formar parte de Zaragoza Activa nos ayudó a convertirnos en empresarias. A cambiar la mentalidad de ejecutar por gestionar y dirigir. Cuando eres un empleado nunca te planteas que para hacer funcionar una empresa es tan importante trabajar (bien y mucho) como saber gestionar y controlar la parte más tediosa, la administrativa.

 

Pero también, sentimentalmente, Zaragoza Activa generó una maravillosa sensación de pertenencia a una comunidad que se encontraba en nuestra misma situación: profesionales aprendiendo a ser empresarios. Nos convertimos en una gran familia, nos animábamos cuando encontrábamos obstáculos, nos felicitábamos y alegrábamos con los logros… Y también empezamos a compartir clientes y generar economía entre nosotros.

 

Haiku, agencia de comunicación

 

El trabajo de comunicación es bastante desconocido en general. ¿Cómo lo definís a la hora de explicarlo a un cliente?

 

Nuestro eslogan es “convertimos la información en noticia”. Y creo que es lo que más nos define: si un cliente quiere que los medios de comunicación se hagan eco de sus productos o servicios, tratamos buscar los contenidos más interesantes de una empresa para convertirlos en noticias atractivas y que la prensa las publique en diferentes canales: diarios impresos, radio, televisión…

 

No se trata de ser una empresa grande o pequeña, tampoco de poder invertir un enorme presupuesto en grandes campañas de comunicación, ni siquiera la noticia debe ser un gran lanzamiento. Y es que para nosotras es mucho más importante la historia. Conocemos a los medios, sabemos lo que necesitan, cómo y cuándo. Así que solo es cuestión de interpretar esa información y convertirla en una historia atractiva y hacerla llegar a ellos justamente cuando más la necesitan. Eso es a la que nos dedicamos: a contar historias. Bueno, mejor dicho, a escribirlas.

 

¿Estáis especializadas en algún sector? 

 

La trayectoria de Haiku ha ido derivando al sector cultural, ya que gestionamos la prensa de muchos festivales de música, promoción literaria y teatral, museos… Pero realmente nuestra cartera de clientes es muy variada. Desde educación hasta salud, gastronomía, inmobiliaria, decoración… Al final, la mecánica con los medios es muy similar en todos los sectores y, después de tantos años, la relación con los periodistas es muy fluida ya que un día están en deporte y otro en agricultura. Así que, al final, conocemos a todos.

 

Eso si, siempre desde la honestidad. De nada sirve tener contactos si no haces buen uso de ellos. Si tenemos que decir “no” a un cliente porque su información es poco noticiable o lo que quieren es lanzar un mensaje demasiado publicitario, lo hacemos. Para nosotras es fundamental seguir manteniendo la buena relación que tenemos con la prensa, continuar cultivando la credibilidad y el respeto que nos hemos ganado.

 

Haiku

 

Tenéis clientes locales pero también muchos a nivel nacional. ¿Es más fácil trabajar la comunicación fuera o aquí en Zaragoza?

 

Sin duda, fuera de Zaragoza se comprende mejor cuál es nuestro trabajo, se valora y se respeta mucho más. De hecho, nuestros principales clientes desde el inicio de nuestra actividad son nacionales.

 

También es cierto que cuando comenzamos, ya hace siete años, fuimos una de las primeras agencias en Aragón en dedicarnos única y exclusivamente a contenidos y gestión de prensa, y al principio era complicado hacerles entender a las empresas aragonesas la importancia de trasladar un mensaje a través de la credibilidad que aporta un periodista. Que nuestro trabajo era precisamente desarrollar una noticia y que con una única inversión era posible aparecer en muchos medios, no solo de Aragón, sino también nacional. ¡Incluso en Telecinco!

 

Pero a lo largo de estos años hemos llevado una especie de labor de “educación” en el sector empresarial, haciéndoles entender cómo funciona un gabinete de prensa. Y ha dado sus frutos, porque no solo hemos detectado que las empresas ya solicitan nuestros servicios directamente, sabiendo lo que piden; sino que también han surgido nuevas agencias de comunicación, por lo que la demanda empieza a crecer.

 

Haiku, agencia de comunicación

 

Desde vuestros inicios, ¿habéis notado mucho cambio con la aparición de los nuevos medios menos convencionales? Sobre todo con los nuevos actores de los medios como youtubers, instagrammers o influencers 

 

Desde luego que si. Personas influyentes (a las que en sus tiempos llamábamos simplemente prescriptores) siempre han existido y siempre se han tenido en cuenta a la hora de desarrollar planes de comunicación. Pero, sin duda, el poder y capacidad de viralización que aportan los nuevos líderes de opinión no tiene comparación, ya que la red es el ecosistema perfecto para la propagación de información. Aunque, también es cierto que este fenómeno conlleva sus inconvenientes: al crecer tan exponencialmente el número de influencers (independientemente de su calidad) y ser tan amigos de las marcas, comienzan a perder credibilidad.

 

No podemos negar la evidencia de que los necesitamos, sobre todo para dirigirnos a las audiencias más jóvenes; pero seguimos valorando los perfiles que cuidan su contenido, independientemente de los seguidores que tengan. Siempre calidad antes que cantidad.

 

Y para acabar, ¿qué tendencias veis en el sector de la comunicación para este curso que comienza de nuevo?

 

Al hilo de lo que comentábamos anteriormente, creo que ha llegado ya la era de la profesionalización de blogueros y youtubers. Para recuperar esa pérdida de credibilidad, es necesario crear un marco regulatorio y de mayor transparencia entre las marcas e influencers para el contenido patrocinado. Aunque puede parecer que va en detrimento de nuestra labor, es todo lo contrario. Si les ofrecemos contenidos interesantes, lo publicarán. Si no, la marca paga la publicidad y dejamos así de confundir al consumidor.

 

El uso indiscriminado de los influencers por parte de las marcas ha generado un nuevo consumidor que huye de este constante bombardeo de publicidad encubierta. Demandan credibilidad a través de contenidos de valor real que despierten su interés y confianza.

 

Por otro lado, los nuevos consumidores también se han convertido casi más en consumidores de experiencias que de productos. De ahí que centremos muchas de nuestras acciones en Instagram, mucho más visual y experiencial, y en campañas de branded content.

 

Haiku

 

 

 

Autor: Mónica Anchelergues

Estudié Publicidad porque mi vocación es la creatividad, la comunicación, lo visual y además adoro escribir. Completé mi formación con estudios de fotografía, de arte, diseño, web y de programación lo que me permitió trabajar en agencias de publicidad madrileñas en los nacientes departamentos online del siglo pasado. Más tarde quise centrarme en el Marketing Online, cursé un Máster, y trabajé como Marketing Manager en la división online de CondéNast. Aunque me apasionaba mi trabajo volví a mi ciudad, y aquí sigo, ahora como freelance, inmersa en varios proyectos, como la web ConpequesenZgz.com de la que soy el 50% y otros proyectos creativos: de imagen, publicidad, web, o fotografía...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *