Alkareni’s Bazaar, un vuelta al mundo de sabores y productos exóticos

​Al Kareni lleva más de 25 años sirviendo a los paladares más exóticos de Zaragoza la comida árabe más exquisita en un entorno único como es su restaurante de la Magdalena, decorado con todas las piezas de arte que la propietaria, María Jesús Lechón, se ha ido trayendo de todos sus viajes por el mundo.
Los bellos recipientes repletos de especias árabes que estarán a la venta para llevar.

 

La noticia es que ahora, tras un pequeño parón para replantearse una nueva etapa en su restaurante, María Jesús ha decidido darle un nuevo giro como Alkareni’s Bazaar internacional para poner a disposición de todos los clientes, el primer domingo de cada mes, esos artículos de allende los mares, de forma que los valoren mientras se toman un magnífico aperitivo que consiste en una degustación de tapas de las especialidades de la carta maridada con un vermú o un Negroni que son un puntazo.

 

EL chef Jorge Silva, mostrando la bandeja del aperitivo con falafel, humus, papas con menta, brandada de bacalao con calabaza, Bao bun Pibil y Almendrado.

 

Más allá de esta bandeja, el restaurante ofrecerá su carta normal, y cuando los clientes elijan, mientras toman unas tapas o esperan a que lleguen sus platos a la mesa, los comensales podrán pasear por todo el local y consultar los precios colgados de cada producto que les interese, ya sean las bellísimas y variadas lámparas, los cuadros, los incensiarios, teteras… Todas esas curiosidades exóticas que siempre nos gustaría traernos del extranjero pero que no nos caben en el equipaje o nos saldría demasiado caro el envío por mensajería.

 

 

 

Pero hay más novedades. La carta se amplía más allá de las especialidades culinarias árabes, para hacer una vuelta al mundo de sabores, con platos de Portugal, como el molotov, un pudin de merengue y natilla con pétalos de rosa que está mortal, como un cóctel molotov pero en bueno; del sudeste asiático, como el curry Laksa, de los más deliciosos de Indonesia, o los mejillones thai. La ensalada granadina, con un equilibrio perfecto entre el salado del bacalao, el dulce de la granada, el ácido de la naranja y el contraste con la textura de la almendra. Por supuesto, no retiran alberenjimiel porque sus clientes les exigen esas berenjenas rebozadas con miel, así como el cuscús, que tiene auténticos adeptos.

 

 

Ensalada granadina con bacalao ahumado y naranja, en su ración tamaño tapa.

Sin embargo, la idea es que cada semana haya varias propuestas internacionales diferentes para que nadie se aburra y siempre haya una motivación para repetir. Es más, para que podamos degustar muchas más especialidades, estarán disponibles por tapas, para tomar en el acogedor hall del restaurante, o por platos para compartir en las mesas del salón principal. Incluso se podrá reservar por grupos el salón privado para eventos cerrados, con el menú acordado previamente.

 

Además, ¡dan la opción Txoko, para cocinar a puerta cerrada lo que os apetezca en su cocina profesional! Pero no será porque no cuentan con un experimentado cocinero, Jorge Silva, cuyo objetivo, junto a todo el equipo Al-Kareni, es que nos sumerjamos de su mano en la calidez del Meditérraneo y nos dejemos llevar por la ruta de la Seda o por la América de los conquistadores a descubrir sabores desconocidos. Si bien, acoplándose al gusto del cliente, pues, si a alguien no le gusta el picante, o el cilantro, por ejemplo, adaptarán la receta a su paladar. Eso sí, si te gustan las emociones fuertes, pide que le den alegría a tu cuerpo con cayena.

 

El chef y María Jesús, la propietaria, atienden a sus comensales como en familia.

 

Ah, y con sus cócteles, que van a amenizar las tardes y las noches para que tu viaje no termine después de la cena. Por ese motivo, la música jugará un lugar destacado, dando preeminencia a esos estilos étnicos de todo el globo terráqueo, con ritmos sensuales e instrumentos de percusión y viento, tan apropiados para la danza del vientre y otras más movidas, a fin de que te lances a bailar entre sorbo y sorbo. El antecedente lo puso Dj. Christian en sus dos sesiones de primavera y verano en este espectacular salón granate pasión, cuando los comensales nos levantamos a bailar entre platos porque no podíamos resistir el embrujo de sus temazos.

 

Dj Christian, pinchando en Alkareni’s Bazaar un excelente repertorio étnico.
Al-Kareni promete, y a partir de mediados de febrero sus puertas estarán abiertas de par en par para comprobarlo.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *