Un paseo por la Zaragoza creativa que todavía no sale en las guías de viaje

Situada a medio camino entre Madrid y Barcelona, Zaragoza es una ciudad de tamaño medio -700.000 habitantes- y la capital de la bella región de Aragón. La orientación en Zaragoza es muy sencilla, ya que la mayoría de la ciudad histórica se sitúa al sur del río Ebro.

 

El mejor lugar para comenzar una visita a Zaragoza es el Puente de Piedra, cuyos orígenes se remontan a la fundación de la ciudad, hace 2000 años. En ese tiempo los romanos hicieron el plan urbano de la ciudad, seguido todavía por algunas de las calles más antiguas de la ciudad, como el Coso o la Calle Mayor.

 

El corazón de Zaragoza se encuentra en la Plaza del Pilar, que contiene algunos de los edificios más bellos de la ciudad, como la Basílica del Pilar, la Lonja, el Foro Romano o la Catedral de La Seo. Detrás de este último monumento, se extienden las estrechas y deliciosas calles del antiguo barrio medieval.

 

Lo que has leido hasta aquí es la información que puedes encontrar en cualquier guía de viajes tradicional sobre Zaragoza. Nuestra ciudad es el Pilar, el Ebro, la tradición, las jotas y la ofrenda de de flores. Pero más allá del Pilar, Zaragoza es también una ciudad creativa, inmersa en un proceso de cambio y evolución impulsado por cientos de emprendedores con proyectos llenos de valor añadido, que aportan una nueva imagen a la ciudad, más atractiva y sofisticada, más moderna. Y que trabajan cada día, incansables, para que esa creatividad que proyectan sea su filosofía y su modo de vida.

 

Borondo trabaja en una obra del 11º Festival Asalto
Borondo trabaja en una obra del 11º Festival Asalto

 

Proyectos llenos de valor que quieren modernizar y reinventar los barrios de la capital aragonesa para atraer a los jóvenes (y no tan jóvenes).

 

Tiendas innovadoras e imaginativas, rutas gastronómicas por dos euros que cada jueves congregan a miles de pesonas, arte callejero que recupera espacios para los vecinos, terrazas a la orilla del Ebro o una vibrante agenda musical y cultural repleta de citas son algunas de las ofertas que la ciudad maña brinda a todos aquellos que quieran adentrarse por sus barrios más icónicos.

 

Por eso, te invitamos a pasear por la Zaragoza emergente que todavía no sale en las guías de viaje. ¡Toma nota y prepara tu escapada!

 

Zaragoza vive un momento álgido en lo creativo. Algunos de los nuevos locales que se han sumado a esta ola de emprendimiento se concentran en el Casco Histórico (Plaza San Pedro Nolasco, Espoz y Mina, San Andrés…) y La Madalena (calle San Agustín, San Vicente de Paúl, San Jorge, San Lorenzo…), espacios en los que encontrarás piezas de diseño, lugares donde disfrutar de galerías con obras de artistas con alma; sitios donde buscar soluciones imaginativas en decoración.

 

Gonzalo Ínigo, impulsor de Horst
Gonzalo Ínigo, impulsor de Horst (Calle San Jorge 26)

Tiendas que realizan una cuidada selección de piezas de diseñadores locales emergentes, personas para las que su oficio es su pasión y luego eso se refleja en cada detalle de su obra.

 

Escaparates que siempre llaman la atención por su colorido e iluminación, que atraen irremediablemente a los paseantes más inquietos. Cualquiera de los objetos pulcramente expuestos tiene una historia detrás. Y eso se nota.

Estamos seguros que su original estilo te atraerá hasta tal punto que no saldrás de allí sin comprar alguna cosa.

 

 

En pleno centro histórico, a pocos pasos de los principales reclamos turísticos de la ciudad, se encuentran estos espacios creativos dedicados al diseño emergente Made in Zaragoza, repletos de moda, calzado, complementos, decoración, papelería y mucho arte cercano.

 

Además, la mayoría están abiertos a que sucedan todo tipo de eventos: workshops, exposiciones, presentaciones de libro, pop ups, etc.

 

Puedes ver la lista completa de tiendas aquí.

 

Vorne Store
Vorne Store (Plaza San Pedro Nolasco 2)

 

El antiguo barrio de San Pablo ha visto como sus calles se han convertido en lugar de reunión de artistas, músicos, y jóvenes emprendedores.

 

El arte callejero domina sus calles, fomentado por el Festival Asalto, que cada año reúne a los mejores artistas urbanos nacionales e internacionales.

 

Con más de 10 ediciones en su haber, el Festival Asalto se ha caracterizado por ser un proyecto artístico cambiante, un proyecto que se adapta con el paso de cada una de las ediciones, tanto a la ciudad y a sus ciudadanos, como a las expresiones artísticas en el espacio público más vanguardistas. Un proyecto que viaja de lo local a lo internacional en pocos metros cuadrados.

 

EricaConC trabaja en una obra del 11º Festival Asalto
EricaConC trabaja en una obra del 11º Festival Asalto

 

Si tenéis que retomar fuerzas, en el mismo barrio de San Pablo encontraréis el Bar Gilda (San Pablo 38), un local de tapas de estilo creativo y joven, pero sin juegos de manos.

 

Aquí encontraremos un buen producto y algunas recetas imaginativas como el arenque con guacamole, pero sobre todo buen producto a precio asequible como las bombas (aceitunas rellenas), las anchoas del cantábrico o el jamón batido.

 

Bar Gilda
Bar Gilda

 

El Centro de Historias de Zaragoza (Plaza San Agustin 2) es un espacio para la creación, la investigación, la divulgación y el debate de la cultura contemporánea, donde las artes visuales, la literatura, la filosofía, el cine, la música, las artes escénicas y las actividades transmedia se interconectan en un programa interdisciplinario.

 

El centro ofrece al ciudadano de Zaragoza actividades propias de la Cultura Contemporánea Urbana, a través de muestras temporales que definen los objetivos y funciones del Centro. Planteamientos coherentes de las exposiciones y actividades complementarias y didácticas, se vinculan a la imagen del centro y marcan las líneas de actuación; también, exposiciones de carácter más histórico pero tendentes a responder intereses del presente.

 

Centro de Historias de Zaragoza
Exposición en el Centro de Historias de Zaragoza

 

Llegado el momento de hacer un alto en el camino, os recomendamos El Marianela, uno de los cafés más concurridos (e ‘instagramizados’) de la ciudad. El Marianela (Accesos por Calle Manifestación 23 y por Calle Prudencio 22) es una sala de arte y cafetería, un local tranquilo para leer un libro o para beberte un zumo natural con una tarta Red Velvet mientras revisas Facebook u hojeas sin vergüenza el último número de tu revista favorita.

 

Decorado con muebles de los años 30, 40 y 50, hasta el papel pintado de sus paredes desprende un acogedor aire retro. Todo en el Marianela resulta familiar y encantador.

 

Tarta Red Velvet en La Marianela
Tarta Red Velvet en La Marianela

 

Otro de los barrios con más historia de la capital aragonesa es la Magdalena, bautizado con el mismo nombre que su iglesia más emblemática. Los años han convertido a la Magdalena en uno de los puntos de reunión para la gente joven.

 

Sobre todo desde que comenzó el Juepincho, una iniciativa impulsada por un grupo de bares de la Zona de Heroísmo y La Magdalena (calles de San Jorge, Mayor y Estudios). Una propuesta atractiva, con establecimientos y tapas renovadas, para que la gente volviera a salir los jueves, una costumbre que había decaído en estas calles.

 

La dinámica del Juepincho es muy sencilla, durante todos los jueves del año (excepto Semana Santa, Pilares y Navidad) puedes tomar un vino, caña o agua con una suculenta tapa por sólo 2 Euros.

 

El Juepincho está inspirado en eventos similares que se desarrollan en San Sebastián, Bilbao, Pamplona o Logroño. Hace tan solo un año, varios emprendedores de la calle Heroísmo vieron que podría funcionar aquí y decidieron probarlo en Zaragoza.

 

Y si el tiempo acompaña, os recomendamos probar una terraza, en la que podréis tomar el vermut, beber unas cañas, escuchar música en directo o comer a la fresca.

 

Tarde de Juepincho en la Calle Heroismo
Tarde de Juepincho en la Calle Heroismo

 

Le Pastis (Paseo de La Ribera, junto al Puente de Hierro) es una terraza con mucho encanto situada justo al lado del puente de Hierro, un pedacito de París inspirado en las tradicionales guinguettes de las orillas del río Sena.

 

Año tras año, este establecimiento apuesta por la ribera del Ebro como zona ideal para el ocio y la cultura y ofrece una cuidada programación que incluye actividades y conciertos al aire libre.

 

El artista y pintor Yann Leto y la fotógrafa Cecilia del Val disfrutan con lo que hacen y han logrado que Le Pastis, un espacio sencillo y con pocas mesas se convierta en un lugar especial.

 

La Terraza Le Pastis por la Noche

 

Libertad 6.8 (Calle Libertad 6-8) de las terrazas más de moda en el Tubo. Un espacio ideal para todas aquellas personas que elijan toparse una copa al aire libre en un entorno agradable.

 

En épocas como la primavera, es un privilegio sentarse en esta terraza en medio del Tubo y con vistas a la torre mudéjar de la iglesia de San Gil, leer el periódico y tomar un café o una copa.

 

Autor: David Gimenez

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares, personas y eventos especiales.

1 opinión en “Un paseo por la Zaragoza creativa que todavía no sale en las guías de viaje”

  1. Saludos David! Excelente articulo; tu particular descripción de los lugares invitan con ansias a descubrirlos. Me confieso fanatica de Zaragoza, es mi “ciudad ideal” y soy fiel seguidora de muchas de las páginas de Instagram dedicadas a esta hermosa ciudad. Con muchas ganas de algún día poder iniciar un proyecto creativo en algún rinconcico maño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *