La ‘Música Nómada’ de María Torres Solanot, historias de aquí y de allá

La Música Nómada de María Torres Solanot

En diciembre de 2015, la fotoperiodista zaragozana María Torres Solanot viajó a la isla griega de Lesbos para documentar la llegada de refugiados desde Turquía. Durante su trabajo en la isla, conoció a una familia del Kurdistán iraquí que había abandonado su pueblo ante la amenaza del ISIS. La música a gran volumen reproducida por los terroristas al llegar a una aldea cercana precipitó su huida. “Les dio tiempo a coger las cosas e irse corriendo. Los niños todavía tenían pesadillas con esa música”, relata María.

 

La historia de esta huida marcó a la fotoperiodista. “Que algo tan bello como la música fuera utilizado para la guerra, para separar, me impactó muchísimo”, señala quien aprecia este arte por razones totalmente opuestas. “La música acerca, tiende puentes”, explica. Desde este convencimiento, en diciembre de 2016 puso en marcha su nuevo proyecto documental: ‘Música Nómada’. Su objetivo: resaltar el poder comunicativo de la música como lenguaje universal.

 

María Torres Solanot.
María Torres Solanot.

En este nuevo trabajo también puede apreciarse un reflejo personal. El “tuareg” que la acompaña en alguna de sus redes sociales no es fruto del azar. En 2011, la fotoperiodista emprendió un periplo nómada que la ha llevado a convivir con algunas de las comunidades más vulnerables del planeta: Bolivia, Ucrania, Kurdistán, Palestina y, de manera más reciente, dos puntos calientes de la crisis de los refugiados en Europa como Budapest y la isla griega de Lesbos.

 

Como ella misma reconoce, este tipo de trabajos se cobran su factura emocional; sobre todo, al volver a casa. “Cuando estás entre comunidades que están sufriendo situaciones tan duras, te acostumbras a vivir a otro ritmo, a tener una misión muy concreta. Al volver, todo te parece demasiado banal”, confiesa. Dedicarse a un tema social como la integración, con la música como hilo conductor y en su ciudad, Zaragoza, es parte de su cura. “Más allá de lo desunido que está el mundo, la música está ayudando a integrarse a la gente”, asegura.

Del mundo a Zaragoza y de Zaragoza al mundo

‘Música Nómada’ no solo pone su mirada en músicos que se han desplazado a Zaragoza desde cualquier parte del mundo (incluidos otros puntos de España). También da cabida a músicos nacidos en Zaragoza que han viajado e incorporado a su trabajo influencias de otras culturas. “Me interesa reflejar ese movimiento, que significa una apertura mental, y la convivencia, a un mismo nivel, entre culturas. Barrer fronteras conservando identidades”, explica Torres Solanot.

 

Acitunita ©María Torres Solanot
Cantaora de bulerías Arantxa Peralta ‘Acitunita’, jerezana de origen y música nómada desde los 17 años. Acompañada por Carlos Úrbez al sitar y Alejandro Monserrat a la guitarra flamenca. ©María Torres Solanot

 

Para este proyecto, la fotoperiodista cambia las exigencias de la actualidad por el retrato más pausado del documentalismo. Se trata de un trabajo en construcción al que aún queda tiempo por delante de maduración. Espera poder presentar una primera fase del trabajo en el mes de octubre. En estos momentos, está enfocada en los retratos fotográficos y asiste a conciertos y otras representaciones en vivo de los músicos. Una mirada en profundidad que ha despertado su admiración: “La dedicación de estos artistas es increíble”.

 

El mapa de la música nómada capturada hasta el momento por su cámara incluye países tan dispares como Colombia, Senegal, Ucrania, Francia o Japón. Es un proyecto abierto, con influencias y orígenes de todo tipo. “La última historia que he conocido es la de Gigi Cano, que viene del Bronx y es de origen dominicano. Lleva desde finales de los años 90 en Zaragoza. Aparte de cantante con una espectacular y sensual voz es baterista, una de las pocas que hay”, relata María.

 

Gigi Cano ©María Torres Solanot
Gigi Cano y Leo Susana, neoyorquinos de origen dominicano. Soul y rock. ©María Torres Solanot

 

Todos los músicos son fotografiados con su instrumento en los lugares que ellos mismos eligen, su lugar de trabajo o su barrio en la mayoría de los casos. Sus historias se están compartiendo ya en Internet, a través de la página web del proyecto y, sobre todo, su página en Facebook. Además del componente digital, está contemplada la realización de una exposición fotográfica itinerante y un vídeo documental.

 

Teresa Polykva ©María Torres Solanot
Teresa Polykva, violinista ucraniana. Profesora, compositora, arreglista y directora musical en el Teatro de las Esquinas. Diez años representando la obra “El Funeral”, del Teatro Che y Moche, por distintos países del mundo. ©María Torres Solanot

Talento nómada ‘made in Zaragoza’: Kase O, Hada Química, Mariano Conget

En el apartado de talento nómada local figuran nombres como el de Kase.O, rapero del barrio de la Jota que ha estado cuatro años en Colombia buscando inspiración, o Hada Química, cantante zaragozana que ha recorrido varios países y ahora vive en Palma de Mallorca. Interpretadas tanto en castellano como en inglés o alemán, las canciones de Hada Química transmiten calor y sentimiento, melancolía y pureza. Así lo describe la propia artista en su página en Facebook donde, por cierto, también ha mostrado su entusiasmo por el proyecto de Torres Solanot.

 

Hada Química ©María Torres Solanot
La cantante Cuca Moreno ‘Hada Química’ retratada en el bosque de Canfranc. ©María Torres Solanot

 

“Muy contenta de participar en ‘Música Nómada’, el precioso proyecto musical documental de la fotoperiodista zaragozana Maria Torres Solanot. Las diferencias culturales nos enriquecen e inspiran y la música nos une como lenguaje primigenio y universal. Vengamos de donde vengamos, la música nos acerca e integra como seres humanos”, escribió la cantante en la red social.

 

Otro de los artistas nómadas ‘made in Zaragoza’ es el guitarrista Mariano Conget. “Es el músico más veterano involucrado hasta el momento en el proyecto. Hace blues y jazz. Vivió 12 años en Nueva York, aprendiendo con los grandes de la comunidad afroamericana”, detalla la documentalista aragonesa.

 

Hasta el momento, han participado en ‘Música Nómada’ un total de 23 artistas pero el número seguirá creciendo durante los próximos meses. Si deseas formar parte de este proyecto, estás a tiempo de intentarlo. Ponte en contacto con María a través de musicanomada.org.

Autor: Laura Gil

Periodista y consultora freelance de comunicación. Fan de las tiendas de barrio y las calles de Zaragoza. Genero contenidos para marcas, medios y agencias de comunicación. Aprendizaje continuo sin perder de vista lo esencial: las buenas historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *