La Rúa Feliz: transformar las calles con luz, color y alegría

Cristina Castejon 15 marzo, 2021
Etiquetas: , , , , , , , ,

Algo está pasando en Zaragoza, en las calles, en los comercios: cuando surge esa rasmia creadora que quiere cuidar de nuestros barrios y la impulsan un grupo de mujeres que ha decidido que ya estaba bien de suciedad y abandono, nacen proyectos tan transformadores y bonitos como el que hoy os cuento: La Rúa Feliz.

Y no me refiero a zonas mimadas de la ciudad, con árboles y luz, y favorecidas por un urbanismo amable. Estamos hablando de una calle de aceras avaras y fachadas churretosas: San Antonio María Claret, frontera entre dos barrios populosos, Universidad y Delicias.

Barrios populares, vivos, donde la gente hace sus compras y se saluda por la calle, tiene su peluquería, su mercado… Su vida.


Como empezó La Rúa Feliz


“Siempre he pensado que la imagen de esta calle no reflejaba en realidad a la gente que vivía en ella”. Ese pensamiento latía en la mente de Leire Rial cada vez que subía la persiana de su centro de estética y belleza. Cada vez que Leire salía de su local veía el estado lamentable de las fachadas, los locales abandonados y pintarrajeados y sufría por los vecinos y sus clientas. “No me gustaba nada verlo así, en ese estado. ¡Me daba pena por mis clientas! Me gusta que cuando ellas vengan a se sientan bien, acogidas y cuidadas, y la calle no ayudaba nada”.


Y este enero, después de los duros meses de confinamiento y drástica bajada de actividad comenzó todo en forma de murales para las fachadas.

La Rúa Feliz, un proyecto de amigas


Hoy el Mercado San Miguel luce una preciosa fachada llena de luz y color gracias a la iniciativa La Rúa Feliz, las fachadas de la peluquería Boreal y la copistería Soni por Pedro Romero y Laura Alloza en la misma calle acaban de ser inauguradas, la gente se acerca, las mira, se maravilla, les hacen fotos, y la curiosidad hace que visiten y pasen por la calle gente que sino no lo haría…

Las impulsoras del proyecto están felices y sorprendidas con todo lo que han conseguido y la repercusión que está teniendo en los medios. Tuvieron claro desde el primer momento que adecentar las fachadas con murales era la mejor solución para ir lavando la cara a la calle y transformarla en un lugar donde te apetece pasear, hacer tus compras y hacerse fotos, ¿por qué no?


La Rúa es un proyecto entre amigas, que nació de una visión que todas compartían y que con generosidad han ido dando minutos de su tiempo para hacerlo real.

Y esta iniciativa, ¿cómo se paga?


Leire tuvo muy claro desde el principio que el trabajo de los artistas debía pagarse y querían ponerlo en marcha cuanto antes. La idea tomo forma en enero y en febrero ya estaba hecho el primer mural. No se miraron subvenciones ni ayudas, todo ha sido a base de hablar entre vecinos y llegar a acuerdos. “Eso de “el arte por el arte” es muy bonito para decirlo, pero el artista tiene que cobrar, precisamente para poder seguir haciendo su arte, que es lo que nos gusta.”

Así que desde el primer momento se buscaron fórmulas flexibles para que el pago fuera posible sin ser una losa para los comercios que participaban y ya tenían bastante con sobrevivir y permanecer abiertos en tiempos de pandemia.


“Cada mural tiene su coste, que hemos unificado. Los artistas han sido muy generosos y nosotros queremos corresponder. Si el comercio donde va a estar el mural no puede permitirse costearlo se ha puesto en marcha un sistema de mecenazgo mediante Apataz. La aportación mínima son 25 € pero he de decir que nadie ha aportado eso, ¡las donaciones siempre han sido de más! Si luego nos llegan ayudas, ¡bienvenidas sean! pero por ahora nosotras le hemos dado el impulso”.

Leire nos sigue contando que esto no hubiera surgido sin la complicidad de un grupo de mujeres y amigas que entendían su preocupación y querían ayudar. «Yo me siento “hacedora”, bueno, mis amigas me llaman “la lianta”, porque siempre se me están ocurriendo cosas y proyectos y este ha sido el último. Y está llegando mucho más lejos de lo que pensábamos. Estoy asombrada con la repercusión que está teniendo en los medios».


Qué tienes que saber de los murales de la Rúa


Los murales tienen ciertas condiciones, todos los artistas contratados son locales, al menos 50% mujeres y todos cobran lo mismo por su trabajo.

Estamos de suerte y es que en Zaragoza el talento creativo no escasea.
El primer mural lo pintó Vera Galindo que se volcó con el proyecto.

Los temas que se les pide para desarrollar son: color, alegría y arte. Las impulsoras del proyecto creen que es lo que necesitaba la calle y no hay mejor forma de dárselo a los vecinos y comerciantes del entorno.
Para los locales cerrados si se ocupa parte de su fachada se pide permiso al ayuntamiento y propietario y casi siempre lo conceden porque entienden que es un bien para el barrio.


Por ahora la Rúa es un proyecto de San Antonio maría Claret, desde Bretón hasta Corona de Aragón, la parte con menos luz y menos favorecida pero no se descarta que se vaya extendiendo al resto de la calle y adyacentes.

Saltando los muros


Visto el éxito de la iniciativa Leire y sus amigas están proyectando crear material de venta, merchandising, como bolsas de la compra, con los diseños de los artistas de los murales en ediciones limitadas. La idea es recaudar para que otros artistas hagan sus murales y que el proyecto sea sostenible. Las bolsas y todo lo que se cree estará disponible en el mercado y las tiendas del barrio.

¿A qué esperas para conocerla? La Rúa es algo vivo, si tienes suerte quizá coincidas con algún artista iluminando sus muros…

Autor: Cristina Castejon

De letras hasta la médula, siempre he pensado que la narrativa es el pastel, no la guinda. Da igual que sea en un libro o una peli, las buenas historias siempre nos enganchan. Escribo para mi blog www.cdecontar.com y para todo aquel que necesite poner alma a su marca o servicio. Me encanta mirar escaparates, contemplar fachadas y descubrir rincones escondidos. Creo que Zaragoza está plagada de buenas historias: ziudadanos curiosos, ¡callejeemos para darles caza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *