Cristacolor, arte con cristal, luz y color

Sergio Sevilla 14 diciembre, 2021
Etiquetas: , , ,

¿Cuántas veces paseando por la ciudad te has fijado en las vidrieras que decoran escaparates y muros de comercios, de edificios y de espacios singulares? Quizá te puedan recordar decoraciones del pasado y, seguramente, muchas de ellas incluso formen parte de la memoria emocional tanto personal como colectiva. Esos juegos de luces y colores cuando la luz traspasa los cristales son muy evocadores y provocan momentos casi mágicos, es el arte de las vidrieras y, en Zaragoza, tenemos la suerte de contar con el taller de vidrieras de arte Cristacolor, de donde han salido las vidrieras y vitrales más importantes de la ciudad.

El actual taller Cristacolor surgió en el año 1939 cuando Leopoldo Navarro Oros y su primo Manuel Navarro López fundaron la empresa Arte Sacro Navarro dedicada a la creación de productos artísticos y artesanía relacionada con el arte religioso, desde retablos completos a tallas exentas, pinturas, esculturas o, incluso, restauraciones de arte. El talle se ubicó, primero, en la calle Sepulcro y, en 1948, se traslada a la calle Almagro donde permaneció durante más de 50 años hasta que, en 2001, se lleva a su actual ubicación en la calle Toledo.

Fotografía del interior del taller Cristacolor en la calle Toledo, 7

A partir de los años 50, el taller se especializa en el arte de la vidriera y se dedica a su diseño y producción casi en exclusiva, realizando algunas de las vidrieras más importantes y auténticos referentes de este arte en la ciudad. De este taller, han salido las vidrieras de edificios civiles como el Ayuntamiento de Zaragoza, de edificios religiosos como los vitrales de hormigón de la Iglesia del Carmen o de bares y comercios como los del mítico Café Levante o el Café El Real.

A partir de los años 70, es Antonio, el hijo de Leopoldo, quien toma las riendas del negocio y mantiene esa gran producción vitral realizando obras tanto para Zaragoza como para otras muchas ciudades de toda la geografía nacional. En la actualidad, el taller está en manos de la tercera generación de la familia y es Antonio, hijo de Antonio Navarro y nieto de Leopoldo Navarro, quien trabaja en el taller.

Antonio Navarro, padre, y Antonio Navarro, hijo.
Antonio Navarro, hijo, trabajando en el Taller Cristacolor

La vidriera se hace a gusto de cada uno, como hay que dibujarla se hace lo que sea, es todo un mundo de posibilidades.

Antonio mantiene viva la tradición familiar del cristal y sigue trabajando diferentes producciones vitrales, desde vitrocemento a mosaicos artísticos, pasando por vidrio mural, vidriera aplicada, marcos, molduras o vidrios decorativos. Una gran parte de las vidrieras que realiza son para espacios domésticos ya que, como bien dice Antonio, se puede adaptar a cualquier gusto y estilo y pueden decorar desde ventanas a puertas, lucernarios, paredes o para separar ambientes.

Además, como único taller especializado dedicado al arte de la vidriera, realizan las restauraciones de los conjuntos vitrales patrimoniales como los de la Diputación Provincial de Zaragoza, la Diputación General de Aragón, los del cementerio de Torrero, el Rosario de Cristal o las de la Jefatura de Policía de Zaragoza.

Vistas de la tienda taller Cristacolor.

Además de las vidrieras y obras de gran formato, también trabajan el cristal y vidrio para crear otras piezas decorativas de carácter más comercial y con unos precios más que asequibles, que son ideales para regalar o auto regalar y que, seguro, que te resuelven más de una idea para esta próxima Navidad. Destacan las orquídeas, las mariposas y los cactus de cristal de color y plomo que Antonio realiza con absoluta delicadeza y maestría y que son una auténtica maravilla. Seguro que querrás más de uno aunque, quizás, te atrevas con una vidriera para puerta o ventana de tu casa, seguro que consigues esa singularidad y personalidad en la decoración de tu hogar.

Orquídeas y cactus de cristal (Fotografías: Cristacolor)
Mariposas decorativas de cristal (Fotografías: Cristacolor)

El taller de vidrieras de arte Cristacolor forma parte del tejido comercial creativo de la ciudad pero, además, es de ese clase de negocios que ha trascendido lo meramente comercial y que forma parte del patrimonio cultural y emocional de la ciudad. Y es por ello, que debemos de mantenerlo y conservarlo como historia viva que es.

La tienda taller se puede visitar en el local del número 7 de la calle Toledo, en pleno barrio de Delicias, en horario comercial y puedes contactar con ellos a través del teléfono 976 568 651 y del correo info@vidrierasdeartecristacolor.com.

Autor: Sergio Sevilla

Gestión e Innovación cultural (I+C) Mi trabajo se basa en la búsqueda de conexiones culturales en espacios de tránsito. Soy director y programador de proyectos culturales. He coordinado el espacio Córner MIZ de Made in Zaragoza y, en la actualidad, me dedico a investigar, documentar y poner en valor el muralismo cerámico de los años 60, 70 y 80 de Zaragoza y su relación con los entornos arquitectónicos y decorativos de la época. Descubre el perfil de @ZaragozaModerna en Instagram. Take a walk on the Art side.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *