A Vecinal, un supermercado cooperativo hecho entre todos

Desde hace algunos meses, hay un grupo de gente que en Zaragoza ha dado que hablar y más que lo darán. Su propuesta es distinta y diferente,  además de sostenible, la idea es montar un supermercado cooperativo. Pero este es un proyecto que no sale de la nada, sino que ya hay bastantes experiencias del mismo tipo en otros países, y en otras comunidades autónomas vecinas, que funcionan muy bien. Quizá habéis oído hablar de ellos, el proyecto se llama A VECINAL, y están a puntito a puntito de abrir sus puertas, pero aun estás a tiempo, si estás leyendo esto de hacerte socia,  unirte a su proyecto y colaborar en una nueva forma de supermercado. En Made in Zaragoza les hemos realizado una profunda entrevista para que nos den todos los detalles.

 

La primera pregunta, que hay que haceros, para que nos aclaremos, ¿qué es esto de un supermercado cooperativo? 

 

Un supermercado cooperativo es un proyecto que propone que sean los socios los “propietarios” del negocio y, por tanto, esté en su mano decidir qué productos van a encontrar en las estanterías y cuáles van a ser las condiciones y valores lo van a regir… Se trata de promover una Cooperativa de Consumo para la población de Zaragoza que facilite realizar su compra habitual de manera responsable, saludable, asequible y ecológica… sin morir en el intento.

 

Un lugar físico en el que poder completar tu cesta de la compra con productos sostenibles a precios asequibles para el consumidor y justos para los productores.

 

 

O sea, los productos son todos ecológicos y locales, y se espera que estén a un precio asequible…que no suele ser lo normal quizá en estos productos, ¿cómo conseguís esto?

 

Estamos ante un proyecto vivo que está en construcción. Como somos los socios los que decidimos, seremos nosotros los que marcaremos cuales serán los criterios. ¿Sólo productos ecológicos? ¿A cualquier precio y de cualquier procedencia? No, primaremos criterios de sostenibilidad, justicia social y apoyo a aquellas iniciativas locales que estén empezando, aunque como ya te digo es un proyecto en construcción y será la asamblea, los socios  y los grupos de trabajo los que en última instancia van a decidir qué productos encontraremos en las estanterías. Y en relación al precio,  el hecho de poder comprar en grandes volúmenes favorece la economía de escala y por tanto abaratar el coste y en definitiva el precio final para el consumidor. Eso sí, solamente si todas las personas socias se comprometen en consumir de manera regular en A vecinal, podremos conseguirlo.

 

Otra manera de ajustar los precios es contar con el trabajo colaborativo de las socias. De esta manera, por un lado podemos reducir el coste asociado a algunas tareas y por otro fomentamos el espíritu de pertenencia al proyecto. Así A Vecinal solo funcionará si lo sentimos nuestro, si es nuestro supermercado, en el que consumimos, en el que compartimos y en el que colaboramos.

 

He leído que en otros países hay experiencias muy multitudinarias, en EEUU un supermercado en Brooklyn que tiene como 16.000 usuarios, ¿verdad? 

 

Sí, sí esta es una iniciativa que está muy extendida. Hace poco se volvió a proyectar el documental FOODCOOP, en el que se explica la experiencia exitosa del supermercado Parck Slope al que haces referencia que llevan más de 40 años funcionando con 16.000 socios. Pero no hace falta irse tan lejos, en Navarra, Pamplona, está Landare, una cooperativa de consumo con 3.000 socios y casi 20 años de recorrido y otras iniciativas cercanas más jóvenes, Labore en Guipúzcoa con más de 700 socios y menos de un año de recorrido y Som Alimentació en Valencia que abrieron en mayo de 2017 y ya son más de 400 socias.

 

 

 ¿Son los supermercados cooperativos la alternativa en el comercio de la alimentación?   

 

Los supermercados cooperativos son una alternativa, pero no la única.

 

Existen los mercados municipales locales, los mercados de productores, la venta directa de productos en la finca de los productores, las tiendas de nuestro barrio que nos ofrecen producto sostenible y de proximidad….

 

Todas ellas son alternativas que caminan en el mismo sentido: empoderarnos como consumidores frente a la lógica del mercado y el control de las grandes cadenas de distribución.

 

El proceso no está siendo fácil y lleváis ya unos cuantos meses de lucha, de búsqueda de socios… Supongo que cuando alguien lucha por algo es porque cree que es bueno, pero esto ¿por qué lo es?

 

Es indudable que continuar con la expansión del modelo de grandes cadenas de distribución que están controlando actualmente el sector alimentario no favorece en absoluto ni a los consumidores ni a los productores. Si queremos revertir la lógica del mercado que prima el beneficio económico a la salud de las personas y la vida del planeta.

 

Construir alternativas basadas en la cooperación, el apoyo mutuo y a iniciativas locales y sostenibles y el respeto por la naturaleza que permitan dejar atrás la lógica  extractivista y aniquiladora de recursos naturales y humanos imperante en el sistema mercantilista en el que estamos inmersos es el camino que nos queda si queremos seguir habitando el planeta nosotros y las generaciones futuras.

 

 Al parecer entonces, tenéis la idea y tenéis el sitio, Local de antigua HuertaZa (Estación Norte) según informa vuestra web… ¿y solo os faltarían socios, no?  ¿Y que  tendrían que hacer esos socios y que compromiso tendrían con el supermercado?

 

 Si, la HuertaZa es un proyecto de referencia en Zaragoza. Los socios que la montaron tenían unos criterios claros: producto fresco ecológico de temporada y de proximidad. Reduciendo los canales de distribución y apoyando a los agricultores locales.  La HuertaZa hizo una enorme labor de divulgación y sensibilización y forjó una clientela en el barrio fiel y comprometida. Cuando el proyectó decidió cerrar la puertas un grupo de personas vimos una gran oportunidad para coger el relevo y dar un paso más allá, no solamente ofrecer productos sanos justos y sostenibles si no hacer partícipes a los propios consumidores del proyecto…. así tendríamos un supermercado cooperativo para Zaragoza.

 

Y ¿qué significa ser socio? Pues con una aportación de capital social de 150 euros ya puedes entrar a formar parte de la cooperativa. Podéis consultar más información en la web. Siendo socio tienes derecho, primero a participar en las decisiones comunes que se tomen en la cooperativa. Segundo a disfrutar de descuentos en los productos. Y si además de ser socio te comprometes a un consumo mínimo al mes (entorno a los 80 euros) podrás disfrutar de más descuento.

 

Otra participación en la cooperativa es el trabajo colaborativo que se distribuirá entre los socios, no será obligatorio pero permitirá acceder a más descuentos.

 

Pero recordar que el proyecto sólo se va a sostener si:

  • Las personas socias consumen de manera habitual- las personas socias sienten el proyecto como suyo y colaboran en las tareas que vayan surgiendo.

 

 

Porque la propuesta, aparte de ofrecer una solución fácil y de precios asequibles es sobre todo una propuesta de proyecto cooperativo y colaborativo que ofrece una alternativa al modelo imperante de grandes cadenas de distribución controladas por empresas. El proyecto pretende trabajar para la transformación

 

 ¿Cómo estáis en estos momentos, tenéis previsto abrir en alguna fecha próxima o todavía falta mucho trabajo?

 

Ahora estamos arreglando el local para ponerlo a punto. Nos gustaría abrir antes de navidades llevamos ya meses trabajando muy duro… aunque haremos esfuerzo… pero seguramente abriremos para principios de 2019.

 

La tienda estará abierta tanto a socias como a no socias pero si eres socia tienes derecho a un descuento especial.

 

 

Para todo aquel que desee más información sobre este supermercado que con un poco de suerte, y la colaboración de todos abrirá sus puertas en breve…

 

Por aquí tenéis en enlace de su web

 

Larga vida a A VECINAL.

 

 

Autor: Maria de Rada

Comunicadora, inquieta, curiosa y creativa. Contadora de historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *