Emprendo y lo cuento: Canvas, qué es y por qué es necesario para emprender

Trabajando el canvas

La primera vez que escuché hablar del canvas de modelo de negocio creí que había entendido mal la expresión. Me pareció un cóctel imposible: mezclaba un concepto como el “lienzo”, que sonaba más a un material de soporte como una pared o un cuadro; con otro como “modelo de negocio”, que no puede ser más empresarial.

 

Pero no, no lo había entendido mal. De hecho creo ahora que esa combinación de conceptos tiene mucho sentido.

 

Voy a contaros como ha sido mi experiencia con este instrumento llamado Business Model Canvas y porqué creo que nos puede ayudar a los emprendedores.

 

¿Qué vas a leer en este artículo?

  1. Definición del Business Model Canvas
  2. Recomendaciones para rellenar dos de sus apartados
  3. Consejos para realizar tu canvas casero

1. ¿Qué es el Canvas?

¿Y por qué te puede ayudar a ti, emprendedor?

Lo que nosotros llamamos coloquialmente canvas, no es más una herramienta para reflexionar sobre el modelo de negocio que queremos poner en marcha.

 

¿A qué nos referimos por modelo de negocio? Pondremos un ejemplo, ¿os acordáis de las tiendas Blockbuster de alquiler de vídeos? No hace tanto tiempo que existían esas tiendas de rótulos amarillos y azules que surgieron como setas y no había barrio sin una haciendo esquina. ¿Qué ha sido de ellas? Que llegó Netflix. Con Netflix el modelo de negocio cambió, ya no tenemos que salir de casa para alquilar películas, tenemos toda una plataforma a nuestra disposición para elegir película, horario…

Cambio de modelo de negocio, ¿hicieron su canvas?

 

Eso es modelo de negocio, la lógica que subyace en la forma de ganar dinero las organizaciones.

Muy pocas empresas, y personas, son conscientes de como ocurre esto, a qué lógica obedece la generación de ganancias. Y eso es lo que se consigue a través del Business Model Canvas porque es un instrumento primero de reflexión, y a continuación de plasmación física de ese proceso reflexivo.

 

Resumiendo al máximo podemos decir que el canvas es la forma de operar de una empresa o negocio. Y la buena noticia es que lo podemos aplicar a nuestro proyecto emprendedor.

 

Os recomiendo que os leáis el libro  Tu modelo de negocio escrito por  Alex Osterwalder en el que desarrolla la herramienta del canvas y todos sus apartados con muchos ejemplos de negocios reales. Deteneros especialmente el capítulo 3 en que se desarrolla la herramienta del canvas para un proyecto personal que sería lo más parecido a nuestro proyecto emprendedor.

 

Libro Business Model Canvas

 

Aquí me voy a detener en dos de los apartados, los dos que a mi me costaron más completar.

2. Recomendaciones para rellenar dos de sus apartados

Mi canvas y la propuesta de valor

Sudé la gota gorda para definir mi propuesta de valor, como lo mío son las palabras al final me di cuenta que si en vez de la rígida expresión “propuesta de valor” formulaba la pregunta ¿qué ayuda ofrezco? La solución me venía más fácilmente a la mente.

 

Pensad en como ayudáis a la gente a realizar su trabajo. ¿Qué beneficios saca de trabajar contigo y no con otro? ¿Qué beneficios le aporto con mi trabajo a mi cliente?

 

Si no conseguís responder a la pregunta es bueno volver hacia atrás en el análisis del canvas y comenzar con el apartado de “actividades clave”, allí habréis definido cual es vuestra actividad principal, y a partir de ahí debe surgir ese beneficio de vuestra actividad para vuestros clientes.

 

Los clientes en tu canvas
Los clientes en tu canvas

Mi canvas y el apartado de clientes

Para encontrar a mis clientes también podemos formularnos la pregunta ¿a quién ayudas? Os recomiendo que seáis lo más concretos posible, poner nombres propios de personas o de empresas.

Y tened en cuenta que los clientes son tanto los que pagan por recibir un beneficio como los que no pagan porque están subvencionados por los que si lo hacen. Los clientes de una academia de inglés son los padres y los niños, a la vez que usuarios.

Cuando lo tengas más claro piensa, ¿cómo te relacionas con ellos? Existen comunidades o grupos para que puedas llegar a muchos a la vez?

3. Consejo práctico: mi canvas casero

Hazte un canvas casero barato y del tamaño que tú quieras. Cuando lo acabes lo reciclas o lo tiras. Coste total: menos de 5 euros.

Necesitas:

–       Papel de estraza, en papelerías lo venden por metros

–       Notas adhesivas o post it, de diferentes colores

–       Rotuladores de punta gruesa

–       Un adhesivo tipo Blu tack para fijarlo a tu pared o unas chinchetas.

Mi propio canvas
Mi propio canvas

Y ya está. Compras un par de metros de papel de estraza, calculas con una regla lo que te ocupa cada apartado, trazas unas líneas de separación y escribes los enunciados: clientes, canales, costes, ingresos…

Lo fijas a una pared de tu casa o despacho donde pienses que puedes pensar y aislarte. Yo lo hice en mi dormitorio, ¡durante semanas era lo primero que veía cuando me levantaba!

Y sobre tened en cuenta que lo vais a necesitar es tiempo. Conforme surjan las ideas las vas plasmando en notas adhesivas o post it y añadiendo al apartado correspondiente. Puede ocurrir, como me pasó a mi, que se te ocurran dos tipos distintos de productos o propuestas de valor, utiliza los colores de los post it para diferenciarlos.

Ya sabéis que mi máxima en esta sección es hablar de lo que conozco y me ha servido, así que os dejo más arriba una foto de mi canvas casero.

¡Nos vemos por el camino, emprendedores!

Autor: Cristina Castejon

De letras hasta la médula, siempre he pensado que la narrativa es el pastel, no la guinda. Da igual que sea en un libro o una peli, las buenas historias siempre nos enganchan. Escribo para mi blog cdecontar y para todo aquel que necesite poner alma a su marca o servicio. Me encanta mirar escaparates, contemplar fachadas y descubrir rincones escondidos. Creo que Zaragoza está plagada de buenas historias: ziudadanos curiosos, ¡callejeemos para darles caza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *