Rutas del Chocolate en Zaragoza: comercios que deberías conocer

Placido Manzanares 29 diciembre, 2019
Etiquetas: , ,

Cuando éramos niños, había una serie de señales inequívocas de que llegaba la Navidad, como el encendido de las luces, la llegada de las vacaciones y la aparición de los turrones en casa. Recuerdo con especial cariño los de la variedad Ópera al whisky, que se elaboraban en el barrio de San José por la familia Girón, pero también eran especiales las meriendas con chocolate con churros, o las frutas de Aragón.

 

Es evidente que el chocolate está en nuestro ADN aragonés, ya que fue el Monasterio de Piedra, en el siglo XVI, la primera cocina de Europa donde se elaboró tal y como lo conocemos ahora.

 

En estas fiestas, tenemos una oferta muy amplia. Vamos a repasar algunas propuestas de nuestros comercios para los choco adictos.

 

Durante todo el año, podemos comprar el Chocopass en Zaragoza Turismo que, por nueve euros, nos permitirá hacer un tour con degustación por 21 establecimientos colaboradores.

 

Victoria es una de las encargadas de la Churrería La Fama

 

 

Comenzamos por la que es, sin duda, la milla de oro del chocolate: la calle Don Jaime. Junto a la chocolatería Valor (plaza Sas, 7), Chocolates el Capricho (Don Jaime, 25) y Alimentación Montal (Torrenueva, 29), un destino especial es el pequeño pero acogedor local de la Churrería la Fama (calle San Prudencio, 25). No paran estos días, casi toda la ciudad pasará cerca de por su local, especialmente los niños que se acercan al Belén de la Plaza del Pilar, y harán una parada para comer chocolate con churros o porras. Además, llegan muchos turistas para averiguar si este esta buena Fama está justificada.

 

Sandra nos enseña algunas de las especialidades navideñas

 

 

Toque de Canela (San Vicente Paúl, 7). Esta pastelería creativa es un templo a la imaginación, donde cada postre es una obra de arte En estas fechas, su plato fuerte es el tronco de Navidad que se consume el día 24, y lo hacen adaptándolo a las necesidades de cada consumidor: vegano, sin lactosa. o tradicional, por lo que su público no puede ser más variado. Otra especialidad son galletas con nombre para marcar los sitios en la mesa, junto a los cupcakes y a las tartas de temática festiva. Tras año nuevo, el local será tomado por una avalancha de roscones de reyes.

 

 

Chocolates y turrones ecológicos y de Km 0, en Sin Huella

 

 

El Colmado Con Luz y Alma (Calle Carmen, 24) y Sin Huella (Coso, 156) son los dos negocios de la Red MiZ, dedicados a la venta de productos naturaleza granel, y que venden chocolate durante todo el año. En el caso de Sin Huella, sus ventas se disparan en estas fechas. Los turrones son artesanos, naturales y tienen denominación de Aragón: la marca Isabel proviene de Teruel, y los Puyet de Huesca. Además, venden un delicioso chocolate con azafrán de Jiloca.

 

Olga nos enseña una bandeja de guirlache

 

 

Otra ruta importante del chocolate es la calle Don Jaime. Junto a Tupinamba (en el número 44), y Capricho (en el 25), se encuentra Fantoba, la pastelería más antigua de Zaragoza. Un equipo de 14 maestros pasteleros trabaja más duro que nunca en estas fechas, para llenar los preciosos estantes de frutas de Aragón, pasteles y bollería, pero lo más buscado por los clientes son los turrones, el mazapán y las tartas capuchinas, siendo la línea estrella es un producto muy nuestro: el guirlache, que todos los años se agota.

 

Marta y Conchita nos enseñan una «anguila» y un turrón de nieve

 

A cinco minutos se encuentra la otra pastelería decana, la Bombonera Oro, que abrió sus puertas hace más de un siglo. Los turrones y las trufas también son la estrella, pero en esta ocasión nos recomiendan una creación típica de nuestra ciudad: el turrón de nieve, hecho con clara, azúcar, oblea y avellanas. En el mostrador, llaman nuestra atención las anguilas, mazapán con frutas escarchadas en forma circular, en la que los padrinos metían una “propina” para sus ahijados.

 

Mostrador de la Dulcería Marquesán

 

 

En la Gran Vía, debemos destacar la pastelería Manuel Segura (calle Dato, 1), cuyo origen se remonta a Daroca en 1874, y entre cuyas especialidades se encuentran las almojábanas, los moscatelicos y los mudéjares, pero donde destacan especialmente los troncos de San Silvestre. Así mismo, la dulcería Marquesán (Av. Tenor Fleta, 52), que dispone de una de las selecciones más amplias de turrones de nuestra ciudad.

Nieves nos enseña una Sacher Torte, en Come Chocolate

 

 

Antes de despedirnos, debemos hacer dos menciones especiales para los amantes del chocolate. Los panetonnes de la pastelería Ascaso, especialmente el de chocolate y naranja; y la apertura hace poco meses de la boutique Come chocolate (León XIII, 19), en la que nos recomiendan la Sacher Torte como postre para las cenas especiales, acompañada de champán y trufas.

 

 

Parece que las Navidades en Zaragoza seguirán siendo muy dulces durante muchas generaciones, por el alto nivel de nuestros maestros chocolateros, que se esfuerzan en mantener un nivel muy alto de calidad, preservando nuestras dulce típicos.

 

 

Esta Navidad, ¡piensa en los pequeños emprendedores! #NavidadMIZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *