Pasión por las Cuatro Ruedas: Not Skate Shop

Placido Manzanares 28 mayo, 2019
Etiquetas: , , , ,

La pasión por la velocidad, dominar el espacio urbano, emular a nuestros héroes del cine y de la música. Todos hemos querido ser Marty McFly en Regreso al Futuro, y hemos empleado mucho tiempo y esfuerzo en practicar con bicis, patines o tablas de skate, para demostrar nuestras habilidades.
Somos una de las ciudades pioneras en el uso del patín, y hemos sido cantera de grandes profesionales, como Nacho Romanos, que regenta Not Skate Shop (Calle Forata 1) He tenido que aprender todo un nuevo vocabulario para hacer este reportaje, que voy repasando en el tranvía, hasta llegar a la parada de Argualas. Tardo 20 segundos en llegar al escaparate (detrás del lavadero de coches).

 

¿Cómo empezó Not Skate Shop?

Se abrió por primera vez en el 88, y fue la primera de Zaragoza dedicada íntegramente a vender skate boards. Llevo trabajando con ellos desde el principio. Se cerró en el 93, y cambió de nombre. Hace dos años, una empresa de este sector quebró, y pude hacerme cargo de parte de la maquinaria. Así, en el 2017, decidí retomar el nombre de la tienda original, y empecé esta aventura.

 

Además, formas parte del equipo de Imagine Skateboards. ¿En qué consiste?

Es una marca de patines con ventas en España, Portugal, Rusia y otros países de Europa. Forman parte algunos patinadores profesionales muy conocidos, como Ignacio Morata y Javier Suarez. Hemos estado en ferias internacionales muy importantes, como la de Alemania, aunque partimos con desventaja: en otros países, a los emprendedores les pagan el stand el gobierno.

 

Nacho reparando la tabla de un cliente

 

¿Qué tal va el negocio? ¿Quién es vuestro principal competidor?

A veces estoy muy contento y otras menos. Es difícil ser de Zaragoza e innovar. Si tienes inquietudes tienes que viajar. Vendo mucho más a tiendas de otras ciudades que aquí. Tenemos que trabajar más para meter a Zaragoza en el candelero.

 

Nuestro competidor una multinacional francesa que vende monopatines, pero que no son monopatines. Respecto a Internet, hay algunas páginas alemanas que tienen éxito, pero a la gente le gusta venir a tienda a apreciar el buen acabado de los productos, y participar de las experiencias. Ningún portal de internet va a organizar eventos como los que hacemos nosotros.

 

¿Qué necesita una tabla de skate para ser buena?

 

Materiales de calidad y un buen artesano. Una tabla suele costar unos 50 euros, 100 como mucho, y te puede durar desde una tarde hasta dos meses, que es la media. Ejes, ruedas, rodamiento y tablas. Son las partes que más se suelen cambiar.

 

Además, el diseño gráfico es súper importante. Dependiendo de las marcas que lleves, se te asociará a un tipo de práctica u otra. Las impresiones duran muy poco: una vez que hechas la tabla al suelo, empiezan a desaparecer. (skate and destroy).

 

El almacén de Not Skate, lleno de mercancía

 

¿Cómo es tu tipo de cliente?

Normalmente, gente joven, pero también un poco más mayor. La mayor parte de la gente que patina, a partir de los 25, se va a Barcelona, porque tienen mejor clima y más trabajo. Barcelona es la Meca del skate europeo. Los patinadores pasan el invierno allí, y luego hacen tours.

 

¿Hace falta una preparación física para ser patinador?

Hacen falta reflejos, flexibilidad y muchas horas de práctica. Es un deporte que requiere esfuerzo y sacrificio. Nadie coge un patín y se pone a hacer los trucos que se ven en las películas.

 

Hoy en día, impera el “inmediatismo”: los chicos quieren las cosas ya. Nosotros les animamos a la experiencia: es como ir en bicicleta, pero sin manos, por lo que las sensaciones se multiplican un 100%. No es un sector fácil. Está muy influenciado por las modas.

 

Se está intentando introducir el tema del skate olímpico, que es una forma de reconocerlo. Las marcas más fuertes lo han apoyado, pero otras estamos totalmente en contra, ya que el skate es inseparable de la calle, y la inversión que supone, nos dejaría fuera de los grandes actos.

 

¿Cuál es tu truco favorito, y el mejor skater?

Los Ollies, saltar las cosas, es el más básico, pero el que mejor debes dominar. De los profesionales, admiro a Richie Pérez, que es de aquí.

 

Nacho imprimiendo una tabla

 

¿Cómo fue tu primer contacto con el mundo del skate?

A través de la música. Había bandas a finales de los 80, como Metallica o Anthrax, que aparecían con monopatines en los videos y en las portadas.
Mi primer monopatín me lo regalaron… hasta el día que lo partí. Tenía los ejes, así que lo compartía con un amigo del barrio.

 

En esa época, no era fácil conseguir un patín. Sólo tiendas como Cierzo o Copy vendían monopatines, y costaban mucho, hasta que abrió NOT, que trajo mucha más variedad.

 

Para practicar, había una “vertical”, una rampa grande en la base americana, donde iban los soldados y sus hijos, aunque era bastante difícil que te dejasen pasar. Al igual que ocurrió con la explosión del Hip Hop en Zaragoza, que íbamos mucho más adelantados a otras ciudades, la Base nos trajo cosas que no conocíamos, desde la coca-cola de cereza, a todo el mundo del skate (a veces vendían tablas de segunda mano).

 

¿Es Zaragoza una ciudad amigable para los patinadores?

Se tiene que hacer más. No tuvimos un skate park en Zaragoza hasta el 2001. Se hacían rampas en locales privados, donde la gente se reunía y pagaba por las instalaciones. La primera rampa de madera que se hizo, fue en un edificio “okupa”, la Casa de la Paz, en Paseo Sagasta.

 

El panorama ha cambiado. Hace año y medio que se remodeló el skate park, diseñado por el arquitecto Dani Yabar, y está proyectada una segunda remodelación. Hay gente que viaja 20 minutos en coche para ir hasta allí, a Via Hispanidad. (no recomiendo la que está debajo del puente de la Almozara, por insalubre

 

¿Cuál es tu rincón favorito?

He patinado mucho en la Plaza del Pilar, y en las del Casco Viejo, que son todo mármol, pero si te pillan te multan. En Madrid, Barcelona y Coruña, existen las skate plazas, donde los patinadores pueden ir con seguridad. Lo más parecido que tenemos está junto al Pabellón de Aragón de la Expo, pero falta señalización y más instalaciones.

 

Para practicar el skate, necesitas la calle, no estar encerrado en un velódromo. Las plazas son sitios de encuentro, y queremos luchar para recuperar eso.

 

Algunos de los diseños más populares en Not Skate

 

Para terminar, ¿cómo sería tu día perfecto con la tabla?

De 10 de la mañana hasta las 3 de la mañana, todo el día patinando, ya sea en el skate park o yendo de “furtiveo”, de plaza en plaza con los amigos.

 

Además de vender patines, accesorios, ropa libros y revistas, Nacho realiza cursillos de iniciación una vez al mes, y eventos con colegios y ayuntamientos. También tienen servicio de taller e impresión por serigrafía en serie. Si quieres un diseño especial y personalizado, te lo hacen. «Agitamos el tema del patín, para que la gente lo vea y le guste».

Para más información, os dejamos los siguientes enlaces

https://www.notskateshop.com/

Facebook

Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *