La Cabaña Natural, especialistas en alergias e intolerancias

A todos nos gusta cuidarnos y seguro que a nuestro alrededor conocemos a personas con alergias e intolerancias a determinados productos. Eso es lo que llevó a Onésimo a abrir La Cabaña Natural, un espacio pensado para dar servicio a todas estas personas.

 

 

La Cabaña Natural es una tienda especializada en alergias e intolerancias para celíacos, alérgicos a la lactosa, a los frutos secos, a las levaduras y mucho más; además, ofrece una amplia variedad de cosmética natural, ecológica certificada para todo tipo de personas. Y a la cabeza encontramos a Onésimo Maestro Guerrero que nos cuenta todo sobre su negocio.

 

 

¿Cómo podrías presentar a Onésimo?

 

Es una buena pregunta y difícil de contestar. One, como me llama todo el mundo, es un zaragozano que disfruta perdiéndose por los rincones de su ciudad, amante de la montaña, devorador de libros, que se relaja cocinando y viendo una buena película; optimista sin remedio, padre, marido, muy hablador (a veces demasiado), extrovertido, abierto a conocer siempre cosas nuevas y cercano a sus amigos.

 

¿Qué es La cabaña Natural?

 

La Cabaña Natural es un espacio abierto, una ilusión por ofrecer a todo el mundo una parte de mí, de mis gustos; un lugar donde conversar, donde poder dar a las personas el consejo y los productos que necesitan en cada momento y siempre con la mejor de las sonrisas y tratando a todo el mundo como me gustaría que me trataran a mí.

 

 

¿Cómo surgió la idea de abrir un negocio de este tipo? 

 

La idea surgió de Pilar, mi pareja. Ante la falta de comercios que había en el barrio de este tipo pensó que era una buena idea intentar ofrecer a la gente algo diferente. Era el momento, me había quedado en el paro, tenía la oportunidad de afrontar esta aventura y nos lanzamos. Además, mi mujer sufre psoriasis, mi hijo es intolerante a la lactosa y yo soy alérgico a los frutos secos y a los metales, así que ¿porqué no ofrecer una solución a esos problemas y más en un único lugar? Y en ello estamos desde julio de 2013.

 

¿Qué productos, servicios y propuestas ofreces al cliente?

 

En La Cabaña se pueden encontrar productos orientados a las personas que sufren alergias e intolerancias (productos sin alérgenos como el glúten, la lactosa, los frutos secos…), alimentación ecológica, cosmética ecológica, productos de herbolario y una amplia selección de tés e infusiones además de productos de artesanía (bastones, pendientes, bases de incienso hechas a mano…).

 

Siempre procuro tener productos de la máxima calidad a precios asequibles e intento ofrecer a mis clientes asesoramiento sobre lo que pueden necesitar de la mejor manera posible y sin que gasten más de lo que precisan.

 

 

¿Cuál es el producto más demandado?

 

En mi caso particular, la tienda se ha convertido en una referencia en cuanto a infusiones y tés, dado la gran y variada cantidad de referencias que tengo y se pueden encontrar a granel y en filtros, tanto para problemas de salud de cualquier tipo como por el puro placer de disfrutar de ellas; prácticamente todas ecológicas y de la mayor calidad posible; las cremas hidratantes, champús  y jabones son de los productos más demandados en la tienda también.

 

 

¿Podemos encontrar artículos Made in Zaragoza? 

 

Sí, tengo varias marcas que proceden de Zaragoza:

 

Argan sun, son unos chicos de Zaragoza que producen y comercializan aceites como rosa mosqueta, argán, aceite de coco,cremas y serums hidratantes… todos ecológicos y de elaboración hecha en la ciudad y de la máxima calidad y pureza.

 

 

Ahimsa es una marca que produce en Cuarte productos de alimentación veganos y ecológicos como burguers, tofu, salchichas…

 

 

“Herdemati” son unos laboratorios que tienen la fábrica en Mallén y producen productos de herbolario, jarabes y complementos alimenticios (viotaminas, ácido hialurónico, té verde…), de máxima calidad y precios muy asequibles.

 

OMWATER, son un estudio de diseño industrial aragonés que ha fabricado unas botellas de cristal ecológico basadas en la proporción aúrea, el símbolo OM, el color azul para solarizar el agua, la semilla de la vida y la gratitud, todas aunadas en esta botella ecológica y respetuosa en todos sus mateiriales con el medio ambiente.

 

Fleurymer es una empresa cosmética de Zaragoza que tiene laboratorio propio en Torrero y fabrica cremas solares, colonias, hidratantes y una amplia gama de cosmética natural.

 

Miel ecológica Arnal es una empresa familiar de apicultores residentes en Zaragoza que recogen su miel en Zuera y Calatayud.

 

Artesanía en madera (bastones y bases para incienso, abrelatas de madera, …), todo hecho a mano de ámbito familiar (las hace mi padre) y bisutería vintage hecha por mi pareja.

 

Tengo también pendientes, anillos y unas casitas de tela todo hecho a mano por una amiga mía que se llama Beatriz y que podéis conocer en su instagram @elvuelodela.oca

 

¿Qué tipo de clientela acude a tu establecimiento?

 

Prácticamente de todas las edades. Mis clientes son gente joven en su mayoría vegan@s y vegetarian@s buscando productos de alimentación y cosmética natural y sin origen animal, clientes de mediana edad interesados en productos de herbolario para aliviar problemas de salud (colesterol, tensión…) o buscando productos que cuiden de su piel o  buscando productos de alimentación ecológica; personas mayores que se decantan por hierbas e infusiones y algún producto de uso diario como la sal, las especias y alguna semilla (chía, lino,…) y clientes con alergias o intolerancias graves que necesitan adquirir determinados tipos de productos sin ningún tipo de alérgeno porque no es fácil encontrar determinados productos de esa categoría en todos los sitios.

 

Es como la tienda: un poco de todo para todos.

 

 

¿Cómo está siendo la respuesta de la gente ante un negocio de estas características? 

 

Creo que se van satisfechos con el trato recibido, que intento que siempre sea lo mejor posible, intentando aconsejar siempre de la mejor forma y siempre contando con lo que desean sin que la venta tenga que estar por encima de todo y creo que eso lo agradece mucho la gente.

 

Creo que todos debemos sentirnos escuchados, que nos respeten y que, lo que nos ofrezcan, tenga los resultados esperados y que se vayan contentos y con sus problemas resueltos hace que tengan ganas de volver a visitarme.


 

¿Crees que la gente en general cada vez es más fan de este tipo de productos?

 

Vivimos en la sociedad de la información, casi estamos saturados de tanta que hay, pero eso también ha hecho que la gente se preocupe más por su salud, que intente cuidarse cada vez más y buscar que una parte de los productos que usan en casa sean de mejor calidad y les aporten unos cuidados que otros no les dan. Por eso, se decantan por venir a espacios como el mío, buscando productos diferentes, con una garantía de calidad y lo mas saludables posibles.

 

Creo que la gente sería mucho más “fan” si los precios fueran muchas veces más accesibles, pero es verdad que la gente hace un esfuerzo por que parte de ellos provengan de tiendas ecológicas y naturales.

 

 

¿La gente se apunta a la corriente bio y natural más por moda o por necesidad?

 

Creo que la necesidad de muchas personas es por problemas de salud, por que no pueden comer lo que les gustaría ya sea por intolerancias o por alergias o por que les gusta cuidarse y que su cuerpo o su alimentación sean lo mejor y más naturales posibles.

 

Es verdad que en los últimos años también se ha puesto de moda todo lo natural, no hay más que ver lo que hacen algunas marcas poniéndole bio o eco a sus productos aunque luego sea un engaño y no se venda lo que se ofrece. Las modas cuando se trata de salud son peligrosas (como la moda de comer “sin glúten” que tanto se lleva ahora, pero que elimina fibra del organismo y al final puede ser perjudicial).

 

 

¿Podrías contarnos alguna anécdota o historia curiosa?

 

Como anécdota puedo contar el de una chica vegana que siempre me compraba spray de propóleo para la garganta, hasta que un día (yo había traído un producto nuevo), vió que salían dibujadas unas abejas; nunca había relacionado el propóleo con las abejas y la verdad es que yo tampoco había caído en decírselo nunca, se le cambió la cara al saber lo que había tomado y ahora se ha pasado a las hierbas para solucionar el problema cuando lo tiene .

 

Hubo un tipo que vino un par de veces hace dos años que me preguntaba por un montón de productos, aceites, cremas, me tenía un rato contándole cosas de mis productos y cuando llegaba la hora de pagar me daba un billete de 50€ que era una fotocopia mal hecha y cuando le decía que no se lo podía coger ponía caras extrañas y se iba.

 

¿Cuáles son tus impresiones acerca de la trayectoria y evolución del negocio hasta la fecha?

 

En mi caso personal, el negocio ha llevado una trayectoria ascendente. Es verdad que cuesta mucho sacarlo adelante por la época de crisis que nos ha tocado, lo que lleva a la gente a gastar lo justo (aunque me consta que hacen un esfuerzo, y además, los pequeños comercios llevamos una “guerra” con las grandes superficies que modifican los precios muy por debajo del precio de coste y a las que no les preocupan los clientes y contra lo que es muy difícil luchar).

 

Día a día se va notando una evolución porque ya llevo tiempo en el barrio y la gente me conoce. El boca a boca hace mucho cuando intentas dar el mejor servicio posible e intentando tener los mejores productos con precios asequibles y eso las personas lo agradecen demostrando su fidelidad y una muy buena acogida.

 

 

Onésimo te espera en La Cabaña Natural: Avenida de Madrid, 58, Zaragoza. Más información en su web, en facebook, en instagram.

Autor: Blogssipgirl

Organizadora de eventos, editora de blogs y gestora de RRSS en Menuda Feria, Innova eventos Zaragoza y Seguimos. Y como hobby, bloguera: Blogssipgirl es mi alterego...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *