«Golden cage». Ira Torres en Córner MIZ | La Azucarera

Sergio Sevilla 5 noviembre, 2019
Etiquetas: , ,

Córner MIZ 2019: «Golden Cage» de Ira Torres.

 

Ira Torres es una artista plástica que trabaja la pintura, la escultura y la instalación que participa dentro del proyecto Córner MIZ. Su trabajo se centra tanto en los iconos de estas generaciones como en sus comportamientos, sus nuevas maneras de relacionarse o como afecta la globalización a su generación.

 

Siguiendo esta línea de trabajo ha desarrollado su intervención en Córner MIZ | La Azucarera bajo el título de «Golden cage» donde ha realizado una pieza en la que la icónica Game Boy es la protagonista. La Game Boy es una videoconsola portátil desarrollada por Nintendo y lanzada al mercado en el año 1989 manteniendo su producción hasta el año 2001. Durante su existencia se vendieron más de 118,69 millones de unidades a nivel mundial.

 

 

Partiendo de ese icónico objeto de consumo (que no es la primera vez que aparece en su imaginario) Ira Torres nos plantea un discurso en el que habla de lo digital, las nuevas tecnologías y la industria del entretenimiento frente a la realidad física analógica. Su obra se divide en dos instalaciones, la primera de ellas situada dentro del arco de ladrillo de Córner MIZ está compuesta por una game boy dorada y dos manos blancas que sostienen una cadena dorada también al igual que la consola.

 

Una pieza de aparente sencillez visual -pero que va ganando en rotundidad a medida que profundizamos en su presencia y significado- con un fuerte simbolismo. Las manos son blancas al igual que la pared de la que salen, fundiéndose con ella gracias a este uso cromático. Para la artista, el blanco significa pureza visual, sin ornamentos ni distracciones superfluas, y juega mucho con el ‘blanco sobre blanco’ donde la figura y el fondo parecen fundirse y perder los límites de uno y otro. Además, las manos que vemos son réplicas de sus propias manos que ha moldeado en su estudio.

 

Estas manos blancas sostienen una larga cadena de color dorado que queda entrelazada entres los dedos de ambas manos. En la cadena podemos encontrar el tradicional simbolismo de la atadura, de la privación de libertad. Una cadena dorada que está directamente relacionada con el tercer objeto de la instalación, la game boy dorada que aparece sostenida como una cabeza por encima de las manos.

 

 

La intervención tiene una composición triangular, con la cabeza en el vértice superior y una mano en cada uno de los otros dos vértices. El triángulo es el símbolo geométrico que representa el número tres y por lo tanto clave de la geometría y ‘proporción divina’. Situando a la game boy en el vértice superior, Ira Torres nos está hablando de la divinidad de la consola. Un objeto de su infancia que eleva a categoría divina.

 

Este simbolismo queda enfatizado por la postura del supuesto cuerpo formado por las manos que sujetan la cadena y la game boy (cabeza) que se nos presentan en una postura casi litúrgica. Unas manos que nos ofrecen las cadenas y deja en nuestra voluntad la decisión de cogerlas y encadenarnos o no, entrar en la «golden cage» o seguir fuera.

 

La segunda parte de la intervención está formada por una sucesión de otras cuatro game boy dispuestas en forma horizonal frente al espectador. De estas cuatro, tres son de color blanco y una dorada (al igual que la anterior). La artista vuelve a jugar con el uso cromático del blanco, de esa pureza y neutralidad que le permite que se fundan con el fondo casi desapareciendo de nuestra vista y con el golpe cromático del color dorado que llama podersonamente la atención.

 

La intervención «Golden cage» de Ira Torres puede visitarse hasta el 29 de noviembre en el espacio Córner MIZ de Zaragoza Activa (La Azucarera)

 

Autor: Sergio Sevilla

Gestión e Innovación cultural (I+C) Búsqueda de conexiones culturales en espacios de tránsito. Take a walk on the Art side.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *