Entrevista a Francisco Ortega, director artístico del Festival Sin Fronteras

David Gimenez 24 abril, 2015
Etiquetas: ,

Entrevista a Francisco Ortega, director artístico del Festival Sin Fronteras
Entrevista a Francisco Ortega, director artístico del Festival Sin Fronteras
Francisco Ortega, director artístico del Festival Sin Fronteras

Bajo el lema de «la ausencia», la 4ª edición del Festival Sin Fronteras se celebrará durante los meses de abril y mayo en diversos espacios de la ciudad de Zaragoza (puedes descargarte el programa completo en el siguiente enlace).

Sin Fronteras es un programa cultural multidisciplinar, innovador y transgresor que busca dar a conocer, acercar y ofrecer al público la cultura en su vertiente más alternativa, diversa y menos convencional.

El festival invita a la sociedad zaragozana a disfrutar de la cultura y el arte a través de diversos géneros como la música, las actividades en la calle, el teatro, la danza y los debates.

Hasta el 8 de mayo se podrá disfrutar de espectáculos como los de la compañía de danza Lamov «Carne cruda. Lo que queda de tí»; el de Lagarto Lagarto «Emonautas»; de Sinsensatas «Desmontando sin ti»; de Títeres sin cabeza y Teatro Arbolé «Kikirigau»; «Caminando con Antonio Machado», que pone en escena José Sacristán; «Novecento» con Miguel Rellán; «Trilogía de la Ausencia» con Santiago Meléndez; «Ausencia: mi voz a ti, Cernuda«, protagonizado por Isabel Rodríguez; o «Mejor viuda que mal casada», con Beatriz Rico.

En el apartado musical, destacan el recital del cantautor Paco Ibáñez; el de Ludmila Mercerón con «Ahora que no estás» o el concierto de Secun de la Rosa con «El Disco de Cristal«.

En los debates del festival participarán este año el poeta Ángel Guinda, el escritor y periodista Antón Castro, la directora del Teatro de la Estación, Cristina Yáñez, y los actores aragoneses Bea Gracia y Pedro Rebollo. En el Teatro Principal expondrán su visión de la ausencia «de la manera que quieran», ya sea hablando, recitando o con una perfomance.

Hoy, hablamos con Francisco Ortega, director artístico del Festival Sin Fronteras:

En la descripción de Sin Fronteras figura que con vuestra programación buscáis «dar a conocer, acercar y ofrecer al público la cultura en su vertiente más alternativa, diversa y menos convencional», ¿cómo queréis hacerlo?

Para empezar el hecho de que el festival sea temático ya es un eslabón importante. Coloca al artista en disposición de tener que explicarse. El acto de creación ya no es el mismo. Nosotros encargamos a los creadores que se posicionen, como el caso de Santiago Melendez con su «trilogía de la ausencia», o a Dama de Noche (Isabel Rodríguez Romero) con su «Ausencia, mi voz a ti, Cernuda.

También integramos propuestas ya elaboradas pero que son coherentes con el tema genérico. Ahí entrarían Secun de la Rosa y Beatriz Rico, por citar ejemplos que programamos en vuestro teatro y de común acuerdo. Desde ese momento todo es diferente para el propio artista y para el público.

¿Cómo se os ocurrió la idea de organizar un festival como Sin Fronteras?

Sin Fronteras es herencia de un festival que se llamaba En la Frontera y que fue una referencia en territorio español como festival vanguardista. Cuando hace cuatro años, el Ayuntamiento me propuso resucitarlo, mi respuesta fue que a los muertos hay que dejarlos tranquilos. Y nació un festival que no da por hecho saber lo que es ahora mismo la vanguardia sino que se propone averiguar precisamente lo que es.

Un festival que pretende reflexionar a partir de verdades esenciales: el cuerpo, la voz, la alegría, la ausencia… A veces lo más vanguardista es lo más antiguo. Yo creo en el concepto de «vanguardia habitable» y creo cada vez menos en el narcisismo del ególatra.

La ausencia, el estado intermedio entre la realidad y el recuerdo, es el lema elegido para esta cuarta edición de Sin Fronteras Zaragoza ¿Por qué la ausencia?

Nunca se sabe el porque. Me lo pedía el cuerpo. La ausencia no existe. Lo que fue sigue siendo de otra manera. Quien se va en realidad se queda… Todos entendemos eso de alguna manera. Me pareció que era un buen tema para ponerse a pensar. Lo que espero es que no estemos hablando sin querer de la ausencia el próximo año del propio festival Sin Fronteras.

“Ausencia: mi voz a ti, Cernuda”, imagen de María Vecino
“Ausencia: mi voz a ti, Cernuda”, imagen de María Vecino

En la presentación de la semana pasada afirmabas que con los lemas de los festivales (los lemas elegidos en ediciones anteriores han sido la alegría, el cuerpo y los puentes) «se pretende crear problemas a los creadores para que tengan que plantearse una respuesta artística a cuestiones que no son ajenas a la realidad humana» ¿Como han respondido este año los creadores al problema que les planteabais?

Siempre bien, muy bien. Descolocan los encargos y al mismo tiempo, excitan, obligan a ser creativos. Este año también ha ocurrido lo mismo.

¿Qué queréis transmitir al espectador que asista a una de las obras del Festival?

Que la cultura, el arte, la música, el pensamiento, etc , es lo que nos hace verdaderamente humanos y nobles. Que leer no es aburrido, que escuchar un poema o ver un cuadro es una inversión. Para el presente y para el futuro. Reivindico el valor terapéutico del arte. Se vive mejor con el, a su lado, dentro de sus entrañas.

Es la cuarta edición de Sin Fronteras, ¿qué diferencias hay respecto a ediciones anteriores?

Hay una muy amplia participación de espectáculos pensados por artistas aragoneses o residentes aqui. En líneas generales creo que hemos acertado con la idea madre y la estamos manteniendo en esta edición siendo fieles a ella.

¿Está el público zaragozano preparado culturalmente y artísticamente para lo que plantea Sin Fronteras?

Te respondo con una pregunta: ¿Las personas están preparadas para ser libres, cultas y felices? Si la respuesta es no, hay que hacer festivales como éste que van en la dirección de conseguirlo. Si la respuesta es si, este festival es una necesidad y a la vez un lujo.

¿Qué es lo que más gusta de Sin Fronteras a alguien que no ha asistido nunca?

La absoluta libertad de expresión que se respira. Yo sólo elijo el tema y el artista responde como quiere. Eso es muy evidente en los debates. Cada intervención tiene una forma que el ponente elige.

El año pasado un actor portugués se subió por una columna hasta los focos de un teatro mientras yo lo presentaba sentado convencionalmente en una silla. No estaba preparado y yo fui el primer sorprendido. Al final me dijo que eso no le había pasado en ningún lugar del mundo. Yo le conteste que a mi tampoco. Me di cuenta de que eso había sido una metáfora del propio festival. Después nos fuimos a cenar a seguir hablando, los dos sentados…

Más información sobre el Festival Sin Fronteras en su web oficial.

Cartel de la 4ª edición del Festival Sin Fronteras
Cartel de la 4ª edición del Festival Sin Fronteras

Autor: David Gimenez

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares, personas y eventos especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *