Charlamos con María Eloy-García, Sandra Martinez Maluenda y Luna Miguel, 3 de las principales voces de la nueva poesia

Del 9 al 17 de septiembre se celebrará en Zaragoza el Festival de Poesía Soñar 2017, que en su segunda edición contará con la participación de más de 20 poetas en 8 recitales en 6 escenarios distintos de la ciudad.

 

Con el lema ​“poesía para soñar” ​se centrará este año en la poesía de mujer y las otredades, sin olvidar su seña ​ ​de ​ ​identidad ​ ​principal, ​ ​con ​ ​recitales​ ​nocturnos​ ​que ​ ​van ​ ​más​ ​allá ​ ​del ​ ​puro ​ ​hecho ​ ​poético. Nombres importantes y actuales de la poesía de mujer como María Eloy-García, Sandra Martinez Maluenda y Luna Miguel le darán una presencia fundamental a las poetas, tratando su manera de contar y de ser escritoras.

 

 

Entrevistamos a María Eloy-García, Sandra Martinez Maluenda y Luna Miguel, tres de las principales voces de la nueva poesia femenína.

 

El comenzar a escribir muy joven es normal, lo que no es tan común es el deseo de darse a leer. ¿Por qué lo tuvisteis vosotras?

 

María Eloy-García: Empecé a escribir porque era la forma más completa de ordenar el mundo interior que tenía a resultas de una gran soledad.

 

Sandra Martinez Maluenda: Lo cierto es que el salto del escrito a los recitales fue por casualidad. Pese a mi afición por el teatro, nunca me había propuesto leer mis escritos delante de un público. Sin embargo, a raíz de mi proyecto “Las Gafas de Ver” junto con Cristina Chaparro, nos vimos en la obligación de dar un recital-presentación para nuestro fanzine, y a partir de ahí todo vino rodado. Comenzaron a llamarme para participar en pequeños recitales y le cogí el gusto a la oralidad.

 

Retrato de la poeta María Eloy-García realizado por el fotógrafo Demian Ortiz para "Perdidos. Un lugar para encontrar"
Retrato de la poeta María Eloy-García realizado por el fotógrafo Demian Ortiz para “Perdidos. Un lugar para encontrar”

 

¿Cuándo os planteasteis publicar vuestro primer libro?

 

Luna Miguel.: A los 15 años me presenté a varios concursos pero no gané ninguno. Más tarde, a los 18, Elena Medel me pidió publicar mi primer libro con su editorial.

 

¿En qué ha cambiado vuestra poesía desde vuestros comienzos?

 

María Eloy-García: En todo, uno va cambiando constantemente; si la poesía es una forma de vida todo va detrás: mirada, experiencia, deseos…

 

Luna Miguel: Creo que fundamentalmente en el ritmo. Los temas, desde que empecé a escribir, siempre han estado relacionados con el cuerpo. Pero mis ritmos son distintos. Creo incluso que ahora soy más narrativa. Como si los poemas fueran cuentos.

 

Imagino que os lo habrán preguntado muchas veces… ¿Cuánto tienen vuestras historias de autobiográficas?

 

M.E.: Más que autobiográfica, mi poesía es una forma de hacer que el mundo me caiga mejor, de adecentarlo, de hacerlo habitable, por eso la ironía es muy necesaria.

 

S.M.M.: Es imposible realizar algo sin que se vea teñido por la persona que lo hace. Siempre he considerado mi forma de escribir muy visual, así que supongo que los ojos que miran aquello que me inspira a escribir dan la nota autobiográfica.

 

L.M.: El primer impulso de mi escritura siempre nace vivencias mías o de experiencias de cercanos.

 

La poeta Sandra Martinez Maluenda
La poeta Sandra Martinez Maluenda

¿Cuánta autocrítica es necesaria para publicar un libro de poesía?

 

M.E.: Toda la autocrítica es importante, pero con cuidado porque también puede amputarte la frescura.

 

S.M.M.: Yo creo que ninguna. Hay que lanzarse más. Hay que intentarlo más. Porque nosotros mismos somos los peores jueces.

 

L.M.: Toda. Necesitas pensar que quien ha escrito eso que lees lo ha escrito otra persona, para poder ser honesto contigo mismo.

 

Estamos en plena época de las redes sociales, en la que muchos poetas publican en internet, ¿Creéis que ha variado el modo de crear? ¿Os sentís menos “encorsetadas” por las formas clásicas, las rimas, la métrica…?

 

M.E.: Cambian las formas e incluso cambian las intenciones, afortunadamente, pero la forma de crear es siempre la misma. Es como si pensásemos que entre el hacha de sílex y el ordenador el hombre ha cambiado sus principios y sus intereses y sus desdichas; cambian los cacharros y el individuo sigue ahí de pie frente a todo.

 

Siempre me sentí poco encorsetada, la verdad es que la música sale sin necesidad de enlatarla.

 

L.M.: Siento que Internet me ha dado libertad para escribir lo que quiero y para comunicarme con mis lectores. Sin embargo, la escritura sigue sucediendo en la intimidad.

 

La periodista y escritora Luna Miguel
La periodista y escritora Luna Miguel

 

¿Qué os inspira?

 

M.E.: Todo, no hay nada en el mundo que no sea seductor.

 

S.M.M.: Me inspira la vida, los momentos cotidianos, la actualidad política (aunque esto a veces es más bien rabia), mi familia, amigos y pareja. Cualquier pretexto es válido para escribir.

 

L.M.: Todo.

 

¿Qué poesía leéis?

 

M.E.: Ahora menos que antes, estoy desintoxicándome.

 

S.M.M.: Veo en Giocconda Belli y Pablo García Baena ejemplos de lo que me gustaría transmitir. Siento una gran debilidad por ellos.

 

L.M.: Ahora mismo estoy leyendo y releyendo a Anne Carson.

 

¿Y narrativa?

 

M.E.: Bastante, actualmente me interesan la filosofía y las novelas decimonónicas.

 

S.M.M.: Soy fan acérrima del relato corto. Las largas novelas siempre me aburren. Me gusta una literatura sencilla, concisa y visceral.

 

L.M.: Quiero empezar la novela última de Belén Gopegui.

 

Un momento de la segunda jornada del Soñar 2017

 

Muchas veces las redes sociales suelen servirnos para hacer una exaltación de nuestro yo ¿qué espacio queda para la privacidad en nuestras vidas?

 

M.E.: La privacidad es una cosa diferente, mostrar tus éxitos, tus alegrías falsas y tu crítica espuria no es mostrar tu intimidad; lo frágil está siempre detrás de la foto y del texto, detrás de la masa irracional que opina por moda y lincha sin sentido, ahí en cada uno de nosotros hay un irresponsable que mantiene su vida privada a salvo. Veo mucho peor la opinión vertida sin sentido y sin reflexión, no toda opinión es respetable. Hay opiniones de mierda.

 

L.M.: Todo el que queramos. Las redes muestran un 1% de quiénes somos. Son un espejo deformado.

 

¿La poesía tiene que salir de las entrañas?

 

M.E.:  Ni idea, a mí me sale de un certero trabajo de sentir, mirar y retener. Luego, si quieres, podemos llamarlo intuición, víscera o señora-que-ve-a-la-virgen.

 

S.M.M.: La poesía tiene que ser de verdad. Tiene que partir de un sentimiento (que puede ser cualquiera) y conmover a quién la lee. Ultimamente no dejo de leer poesía sin sentido, hecha de cosas manidas que solo persiguen hacer caja. Eso no es legítimo. Yo siempre defenderé escritos que conmuevan y donde la personalidad de quien escribe esté reflejada.

 

L.M.: No, en todo caso tiene que golpear en las entrañas de quien la lee.

 

El año pasado se editaron en nuestro país unos trescientos libros de poesía, ¿existen lectores y compradores para tantos?

 

M.E.: Mientras haya 300 poetas (y hay muchos más) está garantizado. Poetas leen a poetas, y hay que mantener el ego a salvo.

 

L.M.: Sí. El problema es que las editoriales de poesía cuentan con pocos medios para promocionar sus obras de tal manera que el lector potencial pueda conocerlas.

 

María Eloy-García, Sandra Martinez Maluenda Luna Miguel en el recital “Ellas, las poetas”, que se celebrará dentro de la programación del Festival de Poesía de Zaragoza Soñar 2017 el próximo viernes 15 de septiembre en el Espacio Ambigú del Teatro de las Esquinas (Vía Universitas 30).

 

Autor: David Gimenez

Apasionado de internet y de los geniales rincones que ofrece la ciudad de Zaragoza. Mi objetivo es compartir con vosotros mi inquietud por descubrir lugares, personas y eventos especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *