Fanáticos del rock & roll, no dejéis de visitar El Tupé Asesino

El Tupé Asesino

Vayas por donde vayas, parece que el reggaeton nos invade. Pero por suerte, todavía tenemos rincones en los que disfrutar de la música en mayúsculas. Un buen ejemplo, es El Tupé Asesino. Una tienda situada en el barrio de San Pablo que no podéis dejar de visitar si os va el rock & roll.

Tupé Asesino

La tienda es de Luisa Alonso, más conocida como Lois O’Hara. Y nada más entrar a esta curiosa tienda, parece que entras en una máquina del tiempo que nos lleva varias décadas atrás. Concretamente, la tienda nos sumerge de lleno en los icónicos años 50.

Tienda rockera Zaragoza

La tienda en sí es una auténtica maravilla, ya que está decorada con objetos vintage que la propia Lois ha ido recopilando a lo largo de los años. Por ejemplo, la caja registradora es una auténtica maravilla, al igual que el mostrador, el viejo teléfono,  un antiguo micrófono que parece que nos tienta para que lo pillemos y comencemos a cantar al más puro estilo Elvis Presley, o los banderines con estrellas de Hollywood.

El Tupé Asesino

Como no podía ser de otra manera, en el Tupé Asesino, la música no suena a través de Spotify. La banda sonara de este local del barrio del Gancho suena gracias a los vinilos que giran sin cesar en un tocadiscos.

Tupé Asesino¿Y qué podemos encontrar en esta tienda situada en el número 26 de la calle San Pablo? Pues por ejemplo, ropa y accesorios, con preciosos vestidos estilo años 50, camisas, vaqueros de talle alto que seguro que has vuelto a ver por la calle últimamente.

El Tupé Asesino

Pero además de ropa, en El Tupé Asesino también tienen discos, lámparas, cojines… Todo, con esa estética atemporal relacionada con el rock & roll que tanto nos gusta. Así que ya sabes, si te gusta el rock & roll, no dejes de pasarte por la calle San Pablo para descubrir esta tienda taaaaan molona.

Autor: Nacho Vinau

Blogger, organizador de bodas y eventos personalizados en La Lola se va de Boda. Generador de contenidos en COM&COM, amante de mi ciudad, del arte, la moda, y de los pequeños placeres que nos da la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *