El gran desconocido Parque de la Aljafería

Siempre que hablamos de parques de Zaragoza se nombra al Parque Grande, al Parque del Agua… pero muy pocos conocen las maravillas del Parque de la Aljafería.

 

 

Este gran espacio verde, que rodea al Palacio de la Aljafería construido en la segunda mitad del siglo XI por el rey taifa Al-Muqtadir, es un pequeño oasis a la entrada de la ciudad.

 

 

Sobre todo por sus palmeras que le dan ese toque exótico. Las hay de California (como las de las playas de Los Ángeles), Canarias, palmitos elevados y palmitos enanos. Pero eso no es todo, este parque cuenta con más de 25 especies de árboles, incluyendo los increíbles naranjos que viven dentro del Palacio. Un sitio perfecto para llevar a los peques de expedición botánica.

 

 

 

Pero no siempre fue así, aquí antes no había ni un árbol. Es un parque ganado al asfalto. Cuando a mediados de los 80 la Industrial Química se trasladó fuera del barrio de La Almozara, quedó un enorme terreno lleno de escombros y basuras, justo entre la plaza de Europa y el palacio de la Aljafería. Había hasta dudas sobre si los árboles crecerían bien, pero hoy lucen frondosos y robustos.

 

 

Está lleno de caminos, de laberintos de arbustos, e incluso dicen que varios de los senderos marcados con tablas entre las palmeras siguen el recorrido de antiguos pasadizos que daban acceso al palacio. También esconde algún que otro lugar secreto como un banco en lo alto de la colina que hay en la parte oeste, desde el que se ven las mejores puestas de sol.

 

 

Es bastante tranquilo y familiar. Es frecuente ver a mayores paseando, niños jugando, el club canino de las 20:00, o jóvenes tomándose algo en las terracitas del andador más cercano.

 

 

Aunque a última hora, el parque se transforma y es el escenario perfecto para los fanáticos del parkour. Un lugar habitual de reunión para los trickers y los traceurs, las dos tribus urbanas que han hecho de las acrobacias callejeras su seña de identidad.

 

 

Un lugar perfecto para una tarde de #VeranoEnZaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *