Juguetes para niñas grandes

MadeinZGZ 25 enero, 2013
Etiquetas: , , , , ,

Local de Desmontando a la Pili

Entrar en Desmontando a la pili tiene poco que ver con entrar en cualquier otro negocio. No solo porque se trata de una tienda erótica, sino porque además no es una tienda erótica al uso: desde la decoración a la selección de productos, pasando por los talleres y ‘tupper-sex’ que organizan hasta la elección de su forma empresarial, la cooperativa, Desmontando a la pili es un proyecto alejado de convenciones.

Local de Desmontando a la Pili
En sus estanterías encontramos objetos respetuosos con el medio ambiente y con las diferentes formas de entender el deseo. Productos de materiales no tóxicos, lubricantes no testados en animales, aceites de masajes ecológicos, juguetes eróticos fabricados por mujeres o juegos de mesa eróticos para lesbianas. También tienen una selección de libros y películas. Su apuesta por el consumo responsable y la dificultad de encontrar juguetes que no sean sexistas hace que su stock sea pequeño y seleccionado.


Pero gran parte del trabajo de Desmontando a la Pili se hace en la trastienda o a domicilio y sobre dos ruedas, ya que usan sus bicicletas que usan para trasladarse a las reuniones o hacer los Telepili (servicio de reparto a domicilio en bicicleta). De hecho, una de sus señas de identidad son los tuppersex pensados para mujeres y adaptados a cada realidad: mujeres jóvenes, mayores, con diferentes orientaciones sexuales, con discapacidad… reuniones atentas a la manera que cada una tiene de vivir su sexualidad.


Este proyecto afectivo-sexual imaginado y materializado por mujeres germinó hace ya un par de años en el semillero de ideas de Zaragoza Activa. Sus dos impulsoras, Natalia Luño y Lurdes Orellana, venían de los movimientos sociales de la ciudad y compartían, cada una desde sus inquietudes, local en Towanda, el colectivo aragonés por la diversidad afectivo-sexual. La última incorporación al equipo de Desmontando a la Pili ha sido Victoria Tomás, que forma parte de la cooperativa desde marzo de 2012 y se encarga especialmente de los talleres y programas educativos que les demandan diferentes instituciones y asociaciones, desde institutos o casas de juventud a asociaciones de mujeres.
Su local de la calle Don Juán de Aragón 21, en el barrio de La Magdalena, es la sede de su tienda y su oficina pero también sacan sus juguetes a la calle en mercadillos y pic-nics urbanos. Su trastienda se transforma en taller de autodefensa, acoge charlas sobre educación afectivo-sexual y hasta despliegan la pantalla y convierten su trastienda en una Sala X donde compartir la experiencia de disfrutar del porno para mujeres o porno diferente.

Juguetes eróticos hechos por mujeres

En esta temporada invernal, nos ofrecen un abanico de actividadas: yoga, taller de masaje infantil para familias, talleres de sexualidad, talleres de iniciación al BDSM, talleres de suelo pélvico, talleres de danza oriental, cineforum varios… También han empezado a poner en practica sus ‘tuppersex’ en su propio espacio, para que todas las interesadas en esta actividad y en sus productos se acerquen a ver, preguntar y tocar.

Si quieres conocer algo más sobre las ‘pilis’, visita su blog o mantente al día de sus actividades en Twitter y Facebook.

Autor: MadeinZGZ

Red de comercios y emprendedores creativos de Zaragoza impulsada por ZGZ Activa.

1 opinión en “Juguetes para niñas grandes”

  1. Indudablemente una tienda erótica bien decorada de seguro atraería clientes y haría que el negocio creciera más, pero más allá de la decoración lo más importante es que la tienda sea respetuosa del sexo y que por supuesto respete la intimidad de sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.