Cristina Guallart, una artista con pincel y voz propia

Ángela Elía García 25 marzo, 2019

En este mes dedicado a las mujeres, hemos querido conocer un poco mejor a Cristina Guallart, una de las artistas de nuestra red de creadores de MadeinZGZ. En esta entrevista nos cuenta las idas y venidas de su vida alrededor del Arte. Nos os lo perdáis:

 

¿Quién es Cristina Guallart y cual es su historia?

Con 17 años, andaba un poco indecisa entre las ciencias sociales y el Arte. Empecé en una escuela de Restauración en Zaragoza y me apasionó el oficio, así que decidí convertirme en Restauradora.

 

Sé que te has formado en Florencia, cuéntame cómo fue tu experiencia por la ciudad del arte por excelencia.

Pues un privilegio, la verdad, fue uno de esos regalos que te da la vida. Allá donde miraras había un rincón maravilloso con arte del Medievo, Renacimiento, Barroco…Los estudios fueron maravillosos, en una ciudad donde nos llevan bastante más ventaja en cuidado, restauración y amor por el Patrimonio.

Después de muchos años dedicándote a la restauración, decides estudiar Educación Social ¿por qué?¿cuál es la historia detrás de esa decición? 

Como decía antes, siempre me interesó lo social.   En el 2003, después de trece años trabajando como restauradora, sentí que había llegado el momento de tomarme un descanso. Cogí una excedencia de seis  meses para irme de cooperante a Nicaragua y Perú. Cuando volví, después de haber vivido otras realidades, decidí dar un giro, y formarme en  Educación Social.  Así que después de diplomarme, entré a trabajar de educadora en una entidad de daño cerebral.

 

Pero al cabo de unos años vuelves al redil y te dedicas de lleno a la pintura, ¿qué te lleva de nuevo a recuperar tu faceta artística?

Pues efectivamente,  después de unos años trabajando de educadora, retomo el Arte. Creo que las personas  no dejamos  de ser lo que somos. Siento que necesito pintar, un poco más en serio de lo que siempre hice, que eran más bien pequeñas acuarelas en los viajes, en mis ratos de ocio.  Así que cojo los pinceles de pintora, (que son bastante más grandes que los de restauradora) y empiezo a crear mi propia obra. Ahora de nuevo retomo la restauración y compagino como autónoma las dos cosas.

Cuéntanos más sobre tu obra, tu estilo personal como artista. Qué quieres trasnmitir con tu trabajo, en qué te basas, cuáles son tus fuentes de inspiración…

Picasso decía: que la inspiración te pille con el pincel en la mano, esa frase siempre me gustó, en el sentido de que creo que este oficio es igual que los demás. Tú trabajas y la inspiración ya llegará. En realidad me siento totalmente aprendiz, y en mi obra intento buscar motivos o escenas que me mueven, una sensación, un instante de belleza, un color que me emociona, pinto sobre lo que conozco y siempre sobre documentación propia. Cuando puedo, trabajo del natural, que es lo ideal, pero cuando no puedo, trabajo sobre fotos mías propias de momentos o escenas vividas. Creo que cuando trabajas sobre una emoción sentida, eso se transmite en la obra. Al final, creo que es lo que queremos los pintores, compartir esos instantes de emoción (sea la que sea, buena o mala, triste o alegre, con mensaje o sin él).

 

Tus obras han sido expuestas a lo largo y ancho de todo Aragón, ¿cuál de todas las exposiciones recuerdas con más ilusión, o ha sido más importante para ti?

Con más ilusión, por supuesto, la primera que hice, en mi barrio de Juslibol. Ahora miro hacia atrás y pienso  «qué osada fui».

Actualmente compartes tu talento con todo aquél que quiera aprender, dando cursos y talleres. ¿Cómo son tus cursos? ¿Dónde y cuándo los impartes? ¿A quién van dirigidos?  

Me gusta mucho dar clase, es aquí donde retomo también mi faceta de educadora, me encanta compartir los conocimientos que yo he ido adquiriendo, además de que yo también aprendo,  por supuesto, de mis alumnos. Imparto clases de Dibujo y Pintura en el aula de plástica de Ibercaja Actur los miércoles por la mañana, y en el  centro de Convivencia de Santa Isabel los lunes por la mañana y en el de la  Estación Norte los martes por la mañana.

 

Ser una artista en Zaragoza no es cosa fácil, y menos dentro del sector femenino. ¿Cómo animarías a todas esas mujeres que quieren o están intentando dedicar su vida al arte en esta preciosa pero dura ciudad?

 Que no dejen de intentarlo, que escuchen su propia voz y sobre todo la sientan, que mientras sientan el pálpito  sigan luchando, estudiando, y aprendiendo. Yo siento que como pintora estoy en los inicios, soy una aprendiz. Con ochenta y tantos años, el pintor Pierre Bonnard dijo que «los pintores necesitamos dos vidas, una para aprender a pintar y otra para pintar. No dejamos nunca de aprender.» Para mí uno de los mayores placeres de la vida es seguir aprendiendo cada día. Y por supuesto, que reivindiquen su autoría femenina, que en el mundo del Arte hace mucha falta, somos una «muy minoría», hay concursos de pintura en los que los jurados siguen estando formados  solo por hombres, ¿por qué? Creo que la visión femenina tiene mucho que aportar.

 

Muchísimas gracias Cristina por dejarnos conocerte un poco mejor. Si después de esto queréis conocer a Cristina Guallart en persona y vivir de primera mano toda su creatividad pasaros por su taller de restauración:

Plaza del Pilar, 8. Zaragoza
606 018 91

Autor: Ángela Elía García

Profesional de la comunicación y el marketing, diseñadora, loca por la fotografía, blogger... y cualquier cosa que me de tiempo en las 24 horas que tiene el dia. Mi lema es "Perderse hace que encuentres cosas increíbles". Por eso yo intento perderme muy amenudo, siempre con cámara en mano, libreta, lápiz y los ojos bien abiertos para descubrir todos esos rincones ocultos que se esconden a nuestro alrededor. ¿Te atreves a perderte conmigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *