Annete Merino: “No queremos que se sigan dando más custodias compartidas a los maltratadores, queremos que se endurezcan las penas”

Maria de Rada 15 marzo, 2019

 

Annete Merino es miembro de la Asociación Somos Más, sobrevivientes de la violencia machista, es mexicana, periodista y encantadora. Cuando una habla con ella, el subidón de energía es claro pese a hablar de cosas tremendamente duras que le han ocurrido en su vida, contagia bueno rollo, energía, fuerza y lo riega todo con una sonrisa. Llegó a España hace unos diez años en busca de una vida mejor, para casarse con un español que conoció en su adolescencia. Nadie podía esperar que aquella historia romántica y de ensueño se convirtiera en una pesadilla y acabara en episodios de constantes maltratos. Annete sufrió durante años estos abusos hasta que denunció el caso y pudo lentamente rehacer su vida.

Fueron años muy duros pero en estos momentos todo forma parte del pasado, desde hace dos años, es empresaria de una tiendecita de ropa maravillosa, llamada ByFrida, situada en Fernando El Católico. Pero no olvida que todavía queda mucho por hacer y luchar porque ninguna mujer vuelva a pasar por lo que ella pasó.  Quiere ser un ejemplo para que las víctimas de violencia machista vean que se puede salir adelante, por eso fue una de las fundadoras de la Asociación Somos Mas hace cuatro años, de la que además es tesorera y activista.

¿Formas parte desde su fundación de la Asociación Somos Más, para la gente que no lo sepa, qué es esta asociación y que es lo que hacéis?

Es un grupo de mujeres víctimas de violencia machista que surge hace varios años por grupos de WhatsApp por unas clases de defensa personal que organiza la casa de la mujer y el otro de Biodanza. Vimos que hay una necesidad más allá de los servicios que dan los diferentes organismos, hay una necesidad de sentirse comprendida. Que entiendas que no solo te pasó a ti por tonta, que hay más mujeres en esta situación.
Además, algunas hemos pasado por esa situación hace años, y eso ayuda a las nuevas a ver que se puede salir de esa historia, y eso te hace sentirte fuerte y acompañada.

Yo soy la tesorera, la idea salió de Ariadna Marcos, y le correspondía a ella estar al frente del grupo, como presidenta de la asociación.

 

Esto surge entonces, de un curso de la casa de la mujer y decidís que tenéis que hacer algo más, ¿por qué motivo? ¿qué os lanza sacar adelante un proyecto tan arriesgado y peligroso dada vuestra condición?

Hay carencias en las instituciones, las oficinas cierran un horario, o a veces, no tienen los medios suficientes para seguir atendiéndonos, entonces, cuando te entra un ataque de ansiedad, o te sientes mal emocionalmente, o no comprendida, hasta ahí no llega un servicio institucional de la ciudad o de la comunidad. Es muy importante en estos casos sentirse apoyada, a veces la familia o los amigos no comprenden la situación, ni como llegaste hasta ahí, y es muy complicado.

Veíamos que además también había que denunciar cosas, que, pese a todos los esfuerzos por parte de las instituciones , hay cosas que se están haciendo mal.

 


¿Cómo por ejemplo? ¿ qué se está haciendo mal?

Se está dando custodia compartida a padres maltratadores, y evidentemente para seguir el maltrato el vínculo son los hijos y es una pena que esto siga ocurriendo. Por otro lado, los servicios de protección son insuficientes, un papel que ponga que hay una orden de alejamiento, no te protege. El foco siempre está puesto en las víctimas, y no en el maltratador, que va por la calle libre. Nosotras modificamos nuestros horarios, nuestras rutas, nuestra vida, y ellos no. Y habría que cambiar esto.

 

¿Y que proponéis cambiar desde la Asociación?

No queremos, obviamente que se sigan dando más custodias compartidas a los maltratadores, queremos que se endurezcan las penas, que no sea un juego seguir maltratando mujeres en España, que tenga consecuencias para ellos, y seguramente así van a aminorase los casos de violencia.
Y, por otro lado, que las órdenes de protección sean más que un papel, más que protegernos a nosotras, que los vigilen a ellos, ellos son los peligrosos, los que tienen que cambiar su vida, nosotras tenemos que salir adelante y seguir con nuestra vida, no seguir escondiéndonos.

¿No sería lógico en pleno S.XXI que a un maltratador le pusieran una pulsera con gps para tenerlo localizado?

Si, sería lo lógico, pero dicen que no hay dinero suficiente para esas pulseras. Se gastan un dineral en campañas publicitarias pero en lo más básico o necesario no se otorga. Así que esto sería otro reclamo…el decir, “contrólenlos a través de unas pulseras, que no es tan difícil” pero dicen que no hay suficientes en el país.

 

¿Cuantas pulseras hay?
No tengo exactamente la cifra, pero sé que conseguirlas depende de la decisión de un juez y me parece un poco injusto, porque según el punto de vista de una persona solo una, tiene consecuencias muy graves en la vida de las mujeres y de sus hijos.

 

“La solución pasa por la educación, desde muy pequeñitos, los niños de infantil ya deberían estudiar esto en el cole, hay que educar en igualdad, que nadie debe estar por encima de nadie, para que lo tengan claro, para que sepan que no tienen que tomar decisiones por nadie, que todo el mundo es libre”

 

Fuente: Asociación Somos Más

¿Cuánta condena le cae a alguien por maltrato?

Depende, pero muy poco, hay personas que les dan 7 años, pero salen la mayoría en 3 o en 4 y además salen y seguramente sus patrones de conducta no cambian. Y saldrán y maltratarán a otra mujer, y a sus hijos. Una persona que no tiene control sobre su ira, es un peligro para la sociedad.

¿Y no se trabaja en las cárceles para esto?

Hay muchos programas, como el propuesto por Santiago Boira que tiene un proyecto en la cárcel que es voluntario y no van muchos maltratadores porque además la condición de Santiago es que no les reduce condena. Así que no van muchos, y no es obligatorio. Pero en general, sí que hay planes en las cárceles.

 

¿Por lo que me estás contando, veo poca solución, o que solución proponéis a esta situación tan compleja?

La solución pasa por la educación, desde muy pequeñitos, los niños de infantil ya deberían estudiar esto en el cole, hay que educar en igualdad, que nadie debe estar por encima de nadie, para que lo tengan claro, para que sepan que no tienen que tomar decisiones por nadie que todo el mundo es libre.

 

¿Vosotras, con todo vuestro bagaje no os habéis planteado dar clases en o hacer algo en educación?

Si, de hecho, ya estamos en ello. Damos charlas en institutos o colegios que nos llaman, y también para personas que se están preparando para el empleo, que han sido también victimas para que cambien ese chip de “no puedo, no sirvo, no valgo para nada” es algo que tenemos como primordial y muy importante en la asociación.

¿Cuántas  sois ahora en la asociación?

Somos 52 pero tenemos también muchos colaboradores y colaboradoras, psicólogas, abogados, trabajadoras sociales, que nos van apoyando, desde que montamos la asociación.

 

 

«Todo empezó por dar apoyo a las mujeres que salen de casa sin las necesidades básicas que necesitan, porque cuando sales huyendo de algo, no te pones a pensar si llevas pañales, o bragas o dinero, solo quieres que no te peguen y corres»

 

¿No es un poco peligroso montar esa asociación y dar la cara?

Sí, sí lo es, teníamos mucho miedo y lo pensamos mucho. Todas tenemos un agresor, y no vamos tranquilas por la calle. Todo empezó por dar apoyo a las mujeres que salen de casa sin las necesidades básicas que necesitan, porque cuando sales huyendo de algo, no te pones a pensar si llevas pañales, o bragas o dinero, solo quieres que no te peguen y corres. Y a veces están escondidas, y nosotras les acercamos un kit básico, de limpieza, de comida, etc. Nosotras desde hace 4 años, estamos ahí, trabajando con mujeres y hace dos ya somos oficialmente una asociación, porque dar la cara y mostrarte como víctima es peligroso, para ti, para tu familia y para tu integridad porque hay gente que todavía no lo comprende. Hay gente que nos ataca o no nos comprende cada vez que damos una entrevista.

Pero al menos en mi caso y el de la junta directiva el objetivo es que estas historias tan tristes y duras no se repitan, y que esos momentos de completa soledad y abandono, no se sientan de esa manera o de una manera tan dura.

¿Cómo te sientes tu haciendo esta labor y como os sentís como asociación?

Yo me siento muy bien, creo que nuestra asociación está haciendo una labor que no es tan visible, pero que es muy importante. Creo que lo más importante para nosotras es que estamos cambiando la realidad de unas poquitas, poco a poco.

 

¿Hay asociaciones de este tipo en otros lugares?

De Aragón somos las únicas, pero SI, en España hay más, y estamos en contacto con ellas, para unir fuerzas, para que cambien las leyes, para que se nos proteja, para que esa mujer que tiene todo ese miedo de denunciar, pueda dar ese paso y se sienta segura.

 

Eso te iba a preguntar, se habla o se promueve mucho el denunciar, pero por lo que cuentas, el camino no es nada fácil…

Denuncias y hay que hacerlo, pero lo que viene a continuación es muy difícil, hay que estar preparada, hay que estar fuerte, vendrán las cosas más duras. Al final hemos denunciado a una persona violenta, y luego tienes que demostrar tu palabra contra la de él, es muy complicado. Decir “denuncia” es muy fácil pero después ¿quién esta con ellas? ¿Quién les da un trabajo? A veces te ayudan, pero te ponen un plazo, con una casa, y te dicen que busques trabajo y tu vas a ello y dices: “Hola que tal, tengo dos hijos y me quieren matar, ¿me das trabajo?»
Nosotros tenemos empresas colaboradoras, que hacen muchas cosas, como Frutos Secos el Rincón, que lo que haces es ofrecer un empleo. Tenemos socias trabajando ya con ellos, y están protegidas…eso nos ayuda mucho. Ojalá hubiera más empresas interesadas en ayudarnos.

 

Tu eres un ejemplo de que lo has pasado muy mal y has rehecho tu vida, ¿se puede?

Es muy complicado, pero sí que se puede, el camino no es fácil, necesitas trabajar mucho, esforzarte en muchos aspectos, recurrir a todos los recursos que haya de ayuda: terapia, ejercicio, formación, renovarte, reconocerte, volver a creer en ti…y decirte “soy capaz de hacer esto…o soy capaz de aprender esto, o soy capaz de volver a ser yo”.

Hay gente que no entiende que te quedas paralizada, imposibilitada… el miedo o el maltrato, provocan un bloqueo, te paraliza, no te reconoces en el espejo, no te quedan ganas de hacer nada, y tienes que intentar trabajar todos los aspectos de tu vida y disfrutar de estar sola y de estar bien y todo lo demás se irá dando.

Hace unos años cuando yo estaba pasando una situación de violencia, jamás me hubiera planteado esto, el ser dueña hoy de una tienda, pero el caso es que así puedo demostrarle a la gente, como soy, como es mi forma de ser, fuerte.

 

Para mí y supongo que para muchas sois un ejemplo, salisteis en la manifestación del 8M todas juntas y disteis la cara…

Sí, lo hicimos, fuimos un grupito de unas 20, muy reconocidas en la ciudad, que nos dicen que somos valientes, que nos apoyan, nos conocen y nos apoyan cada vez más en Zaragoza.

Y estuvimos muy contentas, ver a las demás, que algunas llevan meses sin salir de casa y ese día el hecho de verlas allí e ir a una manifestación como esta, para nosotras es un gran paso muy valiente, porque se exponen de muchas maneras, pero no vamos a parar, no vamos a parar.

 

Pues con esto me voy a quedar, no paréis Annete, y estoy segura de que no os pararán.

Autor: Maria de Rada

Comunicadora, inquieta, curiosa y un pelín hiperactiva, se dedica profesionalmente desde hace más de quince años a dos campos profesionales. Por un lado en el ámbito de la comunicación es periodista-guionista de audiovisuales, radio y televisión, y por otro lado, se dedica al mundo del teatro y de la interpretación, es actriz, o como le gusta decir a ella "teatrera". En el campo de la comunicación y prensa ha trabajado durante más de quince años como periodista- guionista y reportera de programas para radio y televisión en diferentes cadenas: La Sexta, Cuatro, Telecinco, Movistar0, Aragontv, Eitb, Punto Radio, en diferentes tipos de programas nacionales y autonómicos y documentales. Y en el campo de la interpretación como actriz ha actuado en más de una decena de compañías, ha sido ayudante de dirección de Andres Lima y ha trabajado en diferentes producciones audiovisuales a nivel local y nacional. Además de estudiar en diferentes escuelas, y un Master oficial en artes escénicas. Además es locutora de anuncios de publicidad, vídeos, transportes...quizá si escuchas bien la puedes oír en más de un sitio de tu ciudad;) y del mundo. También da clases, cuando se atreven y le dejan, de todo lo anterior. Le gustan y tiene especial debilidad por las historias humanas y sociales, las historias de la calle, de la gente valiente que hace y lucha por un mundo mejor, por ello es la encargada de escribir la sección Miziudadanxs, donde nos traerá las historias más humanas a este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *