Lugares donde pasaría el fin del mundo

MadeinZGZ 22 diciembre, 2012
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Debe de suceder una vez en la vida. Una mañana te despiertas y recuerdas que ese día, el invierno ha de llegar a la vez que el fin del mundo. Piensas primero, claro, también el invierno, y de pronto suenan los Guillemots en tu cabeza, repitiendo una y otra vez esa estrofa que dice and I think of you on cold winter mornings/ Darling they remind me of when we were at school… Es una canción que te recuerda a tus primeros inviernos, en la escuela. Entonces te das cuenta de que ya no esperas a nadie en aquel patio y que ya no felicitas a los mismos de aquel año, de que entonces el mundo también acababa todos los primeros días de invierno. Quizá por eso te levantas, enciendes la radio y el ordenador y escribes sobre esa mañana, sobre la última mañana del mundo, o sobre el último invierno del año. Mientras tanto piensas en un lugar en la tierra donde pasar esa noche. Porque, si ha de acabarse el mundo hoy, mejor que sea en un lugar donde hayas querido estar siempre, aquí en Zaragoza.

Si Shakespeare escribió una vez que el mundo entero era un escenario, no sería muy descabellado que se acabara dentro de un teatro, sino sobre el escenario, en torno al patio de butacas. El Principal es para mí uno de esos lugares, y más aún este fin de semana, si una orquesta toca Tchaikosvki frente al escenario. Fiel a su cita de estas fechas, El Cascanueces llega a Zaragoza de la mano del Ballet Nacional de Georgia. Los amantes de la danza podrán disfrutar de este espectáculo invernal, que cierra la temporada de otoño en el Principal con la música de un genio y un imaginario único.

Esta noche fría también podría pasarla en otro de los teatros de la ciudad, en uno más pequeño, pero repleto de historias. Y es que es fascinante entrar en El Pequeño Teatro de los Libros, y darte cuenta de lo rápido que pasa el tiempo cuando te dejas contar una historia, hojeas un libro ilustrado o escuchas recitar un poema. Un espacio donde el libro sale a escena y el lector se vuelve niño y se hace grande. Echa un vistazo a su agenda de actividades y a su club de lectura.

Por otra parte, si hemos de despedir el mundo, estoy de acuerdo en que deberíamos hacerlo con una buena canción, y si se puede elegir, mejor que nos la canten de cerca. Como refugios para noches como esta, se me ocurren, La Campana de los Perdidos, mi adorado templo del acústico en pleno Casco y las noches irrepetibles en La lata de Bombillas y Sala López. Debería añadir también mis últimos descubrimientos, Explosivo Club y Creedence, otros dos ejemplos que prueban que los locales de esta ciudad apuestan por el talento y ponen banda sonora a noches como esta. Consulta el cartel de cada una de ellas y descubre lo que suena en Zaragoza estas navidades.

Sala Creedence

De no ser tan friolera, escogería un lugar para pasear durante mi última noche en la tierra. Si además encontrara abiertos comercios y terrazas, mi ruta recorrería desde la Gran Vía hasta la Zona Universitaria en un paseo donde los timbres de las bicicletas todavía sonarían hacia las últimas hora, como otro día más de camino a la facultad, probarse zapatos en BGB, escuchar hablar inglés en el café Universal, conversar ante una taza del famoso té de la casa en el bar La Feria, o descubrir los cuentos inéditos de Dylan Thomas en la sorprendente Librería Antígona son cosas que volvería hacer si pudiera esta misma noche.

Pongamos que el mundo acaba. Digamos que otro empieza, está claro que este invierno Zaragoza gira seguirá girando. No te escondas, síguela.

 

Autor: MadeinZGZ

Red de comercios y emprendedores creativos de Zaragoza impulsada por ZGZ Activa.

4 opiniones en “Lugares donde pasaría el fin del mundo”

  1. Menos mal que no decidiste llevar a cabo todas esas propuestas que has detallado y te dedicaste a escribir. ¡Qué digo a escribir! A contarnos con un gusto exquisito qué haría yo la noche del fin del mundo. Enhorabuena, Isabel. Te felicito por haberme hecho desear haber pasado la última noche.

  2. Maravillosa entrada. Tu introducción poética me ha parecido muy bonita. Por otro lado, que Zaragoza sea el sitio elegido para pasar el fin del mundo suena muy literario y original. De los lugares que has nombrado también me quedaría con el Principal, teatro de los teatros, y luego además con el Café Universal, lugar que me encantó cuando lo visité hace unos días. Un saludo!!! 🙂

  3. Muchas gracias, y lo mismo digo por vosotros, bloggers! Por suerte aún queda mundo para rato, y Zaragoza tiene más de lo que cabe en una entrada 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *