Trans Social Express

Córner Made in Zaragoza, 2014

Hace un año se puso en marcha el proyecto Córner Made in Zaragoza, un espacio expositivo dentro del edificio de La Azucarera de Zaragoza Activa. La idea era presentar y exponer la obra de artistas y creativos de Zaragoza o residentes en la ciudad pero además crear un espacio de trabajo, de reflexión, de encuentro y de diálogo entre el artista y el público: un espacio de conexión cultural.

A lo largo de este año se han realizado seis intervenciones de carácter efímero de otros tantos creativos de origen o residencia en Zaragoza que bajo el título de “Trans Social Express” han presentado su trabajo. La idea argumental del proyecto Trans Social Express es presentar y analizar los nuevos modelos productivos desarrollados en el mundo del arte y la creación a partir de la crisis de 2008.

IMG_0420

La crisis generalizada de 2008 ha provocado un profundo cambio en las estructuras sociales, políticas, ideológicas y culturales, en mayor o menor medida, en parte de las sociedades occidentales. Hasta ese momento las instituciones públicas y financieras habían fomentado el desarrollo de la actividad cultural a través de subvenciones y otros modelos tutelados de producción (residencias, premios, convocatorias públicas, etc.) A raíz de la crisis, todo el apoyo público –o gran parte de éste- desaparece y los artistas y creadores buscan nuevos modelos de producción artística. Modelos alternativos que surgen ahora o modelos antiguos que se retoman y actualizan.

La desconfianza social que generan las clases políticas hace que parte de la sociedad se una y demande nuevas vías de comunicación, encuentro y producción. De la fragmentación social se pasa a la colectivización, del individuo se pasa al grupo y del yo al nosotros. Esto sucede en gran parte ayudado por la fácil accesibilidad a Internet y el gran poder de difusión y comunicación que permite.

Es en este proceso de transformación cuando surgen nuevos términos basados en la colaboración y en la multitud tales como: coworking, economía colaborativa, coformación, crowdfunding, crowcurating, inteligencia colectiva, econmía social, etc.

Y es gracias a esta colaboración cuando los artistas y creadores encuentran nuevos modelos de producción artística para cubrir el vacío dejado por las instituciones públicas y financieras (eternos mecenas del arte con anterioridad a 2008). En un sector tradicionalmente caracterizado por la ‘autoedición’, se retoma la clásica práctica del trueque, se buscan los patrocinios en especie, se democratiza y socializa el patrocinio individual a través del crowdfunding o micropatrocinio, se generaliza la economía colaborativa y se comparte el conocimiento y trabajo. Es un momento de búsqueda y encuentro de modelos alternativos y una demostración del poder de la unión.

Y con estas prácticas trabajan y producen los seis artistas seleccionados en esta primera edición de Córner MIZ.  Víctor Solanas-Díaz, Yann Leto, Gema Rupérez, Susana Blasco y Pedro Arilla han presentado sus propuestas y han hablado de cómo es su trabajo y sus modelos de producción o los modelos de distribución de su obra.

Trans Social Express, Córner MIZ
Trans Social Express, Córner MIZ

Víctor Solanas-Díaz ha puesto en práctica el patrocinio en especie produciendo sus obras gracias al aporte en material de la marca que lo comercializa. Son famosas sus intervenciones espaciales de Tape Art realizadas con cinta adhesiva (warning tape) amarilla y negra que la empresa TESA le proporciona a cambio de visibilidad de marca. De este modo consigue el material necesario para producir su obra en una especie de simbiosis productiva.

Con Yann Leto podemos citar, por su repercusión mediática el proyecto performativo “Congress Topless” que el artista realizó en ARCO 2014 y que financió gracias al crowdfunding. Una pieza que no hubiese visto la luz a través los canales tradicionales por su ironía e irreverencia, un caso de éxito de una obra de arte financiada a través de lo colectivo.

Gema Rupérez nos habló que ella mantiene una línea de trabajo constante que combina métodos tradicionales de producción cultural como residencias artísticas, premios y becas con otros métodos de producción privada y colaboración interprofesional.

Luis López es un creativo que, según comentó, en ocasiones colabora con otros creativos para proyectos globales, uniendo esfuerzos y desarrollando tareas variadas para conseguir un objetivo mayor. Es mejor colaborar que intentar aprender y saber de todo. Y es que la unión hace la fuerza.

Susana Blasco profundizó en su faceta más personal creativa a raiz de la crisis de 2008, cuando vió descender su volumen de trabajo como diseñadora gráfica. A partir de ese momento, comenzó a profundizar en la creación más artística y a desarrollar un maravilloso imaginario visual realizado con fotografías antiguas a través del collage. Los materiales que utiliza en sus collages los consigue a través de distintas vías, una de ellas es gracias a una red colaborativa que ha ido creando a lo largo de este tiempo.

Por último, Pedro Arilla ha sido uno de los protagonistas actuales de los cambios producidos en los métodos de transmisión de la propiedad intelectual que ha actualizado a través de la distribución libre de sus creaciones un sector tan tradicional como el de la tipografía. Su método es el “pay what you want” y así ha conseguido más de 250.00 descargas de su tipografía ‘Valentina‘, un éxito sin precedentes en el mundo tipográfico.

La creación cultural siempre busca sus vías de producción y, en la actualidad, la unión hace la fuerza.

Sergio Sevilla Tabernero

Autor: Sergio Sevilla

Gestión e Innovación cultural (I+C) Búsqueda de conexiones culturales en espacios de tránsito. Take a walk on the Art side.

1 opinión en “Trans Social Express”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *