Innovar desde el comienzo

Lasca negra es mucho más que una tienda, es un espacio creado en torno a la trufa negra donde puedes comprar, cocinar, aprender, disfrutar y sentir. No sólo venden trufa, en Lasca Negra puedes encontrar productos con trufa y productos con historia… pero su objetivo es que pases y los conozcas.

 

La tienda tiene que ser capaz de ofrecer experiencias

 

Llevan unos meses abiertos y han innovado desde el primer momento, ofreciendo un espacio para descubrir sus productos, porque tienen claro que una tienda tiene que ser capaz de crear experiencias y hacer sentir al cliente.

 

Por eso el corazón de la tienda es la Sala del Gusto y la Emoción, un espacio para disfrutar en torno a la gastronomía. Dispone de cocina, obrador, menaje y equipamiento completo para disfrutar de cursos de cocina, degustaciones, catas, maridajes o presentaciones de productos.

 

La tienda tiene que interactuar con sus clientes

 

Y no hay mejor forma de interactuar que crear alimentos a medida en su obrador. Pequeñas producciones para adaptar a todos los gustos. A tu gusto, con combinaciones infinitas y mucha magia.

La tienda tiene que contar historias

 

Por eso detrás de cada producto está la historia de su productor, del territorio del que procede, de su origen y de la pasión que lleva dentro.

 

Y además de conocer las historias podrás interactuar con los productores en las presentaciones y degustaciones de productos.

La tienda quiere crear una comunidad

 

Los trufantes son los amigos de Lasca Negra, que comparten un amor por los productos de trufa, los productos de calidad y de cercanía y por disfrutar con la gastronomía.

 

Esa comunidad puede reunirse en torno a las actividades que desarrolla Lasca Negra en su espacio o alquilarlo para cocinar con sus amigos.

 

La tienda tiene conciencia

 

Lasca Negra está intentando crear una cooperativa de consumidores, la primera Colmena en Zaragoza. Trabajar con productos de cercanía, con productores a los que se conoce, con productos transparentes… y acercarlos a los trufantes en su consumo diario.

La tienda tiene que saber transmitir su esencia

 

Y aquí es donde radica la dificultad para muchos comercios porque saben que en las distancias cortas enganchan, pero primero hay que atraer en la distancia larga para que se acerquen a la tienda y te conozcan.

 

Hay que mostrar esa esencia en las redes y entiendo que no resulte sencillo, pero, como siempre digo, es fundamental hacerlo y para ello hay que saber encontrar el tono, combinar los tipos de información que ofrecemos, hacernos cercanos… mostrar la misma cara que cuando vienen a vernos y hablarles de la misma forma.

 

La tienda tiene que estar en continua transformación

 

La innovación tiene que ser parte del ADN de la tienda y no estar fijada en la lista de tareas, ahora toca innovar. Tenemos que trabajar de forma innovadora y saber que el éxito de un comercio consiste en la innovación continua, en estar siempre pensando y trabajando en cómo hacer las cosas, en cómo presentarlas, en cómo crear nuevas experiencias o paquetizarlas …

 

Como hablaba el otro día con un comercio que forma parte de los más antiguos de España, hay que innovar hasta para poder seguir siendo tradicionales y mantener la esencia.

 

 

Así que Lasca Negra tiene un mundo de posibilidades para sus trufantes a los que enganchar con sus experiencias, sus historias, sus productos, sus proyectos y ese aroma de la trufa.

 

 

 

Autor: Ana Hernández Serena

Ayudo a cambiar tu empresa, creando la estrategia y el plan de acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *