Entre lo emocional y lo racional: el proceso creativo de Javier Remírez de Ganuza

Sergio Sevilla 10 junio, 2015
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Anónimos & Múltiples II. Remy, entre lo emocional y lo racional.

Hace poco analizamos la obra que Javier Remírez de Ganuza ha realizado en Córner MIZ, una intervención mural con un marcado carácter urbano donde hablaba de la creación y composición de la identidad personal. Una obra visualmente elaborada muy rica en simbolismo y con múltiples lecturas conceptuales. Ahora, nos vamos a detener un poco en su proceso creativo, una labor también muy rica en matices y que bebe de múltiples influencias, desde la vanguardia histórica al arte urbano más reciente.

remy_corner
Javier Remírez de Ganuza en Córner MIZ

Una de las características principales en la obra artística de Remy es la pulsión creativa, el peso de lo emocional y visceral sobre lo racional y mental. Tiene claras influencias del expresionismo figurativo, del expresionismo abstracto, de la action painting, del art brut, del informalismo y de la gestualidad. Todo ese dinamismo aparece en su obra de forma muy latente inclinándose hacia lo emocional frente a lo racional y pautado. Esto es cierto, pero también lo es que últimamente el lado racional del artista está más equilibrado y en su obra, lo mental, ha ganado terreno a lo visceral.

De hecho, en la intervención de Córner MIZ podemos observar cómo lo emocional y lo racional están mucho más equilibrados que en otras de sus obras, incluso lo racional tiene más peso en el proceso creativo de la composición. Si lo analizamos, nos fijamos que lo gestual ha retrocedido para dejar paso a lo racional, a la línea recta, a la geometría -sobre todo en la parte «Magnetism» de la intervención- y a una composición muy estructurada y racionalmente  equilibrada. A pesar de ello, sigue manteniendo el gusto por lo gestual dejando chorrear la pintura líquida de las formas geométricas y dibujando unas formas geométricas imperfectas en una especie de desiquilibrio simétrico. Los rostros ovalados que dibuja en color blanco sobre azul los ha realizado siguiendo la técnica de trazo contínuo (sin levantar el trazo de la superficie) heredada de la escritura automática surrealista, donde lo emocional, lo automático prevalece frente a la razón.

remy_corner2

En la otra parte de la intervención, en el gran rostro creado a partir de concentración y superposición de colores y formas, también vemos un proceso creativo pausado, pensado y, en el fondo, mentalmente equilibrado. La composición parece una amalgama aleatoria de puntos de color pero Remy ha seguido un proceso estructurado y meditado a la hora de trabajar.

También el propio Remy nos habla de sus influencias a la hora de trabajar, una de ellas es el trabajo con siluetas y recortes Henry Matisse realizó en los últimos años de su vida. Unas obras sencillas caracterizadas por la explosión de luz, por los tonos primarios, vibrantes, cálidos que utilizaba en sus composiciones. Esta técnica de pintar a partir de recortes, de crear siluetas y plantillas, ha sido ampliamente utilizada en el arte urbano y en el desarrollo de los stencil o plantillas: el graffiti de stencil consiste en pintar una imagen a través de una plantilla. En el caso de Javier Remírez de Ganuza, la influencia de las siluetas de Matisse aparecen en el desarrollo de figuras planas y cromáticas que pueden parecer recortes de papel pero que son recortes de pintura  dispuestas sobre la pared.

El proceso creativo de Javier Remírez de Ganuza es muy rico en matices, en este vídeo podemos ver más detalles sobre su forma de trabajar y de la intervención que ha desarrollado en Córner MIZ.

Autor: Sergio Sevilla

Gestión e Innovación cultural (I+C) Búsqueda de conexiones culturales en espacios de tránsito. Take a walk on the Art side.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *