‘El vuelo de Lena’, un homenaje musical a los sueños

El cortometraje de Jesús Carabias muestra con emotividad el drama de una joven bailarina

 

Los sueños animan a seguir adelante a pesar de la adversidad. Jesús Carabias los homenajea mientras resalta la dureza de la vida en ‘El vuelo de Lena’, drama en torno a una joven bailarina ante una prueba de danza decisiva y que afronta un delicado momento familiar, con su madre enferma y un padre frustrado y consumido por el dolor. Las emociones del personaje en su proceso interior y al sentir lo que le suscitan las situaciones que observa en la calle se expresan según los elementos del musical, adscripción temática por la que el corto presenta rasgos atípicos en el panorama aragonés y que supuso un reto artístico para el director y el equipo.

 

Jesús Carabias, en el estreno de ‘El vuelo de Lena’ en el Teatro de las Esquinas

 

Carabias, nacido en Asturias y zaragozano de adopción, encuentra en el audiovisual un complemento profesional en el que canalizar su pasión. Su trayectoria incluye anuncios televisivos, videoclips y cortometrajes como ‘Inside me’ y ‘Última llamada’. Señala que con ‘El vuelo de Lena’ buscaba innovar y detenerse en la fuerza de la música para la transmisión narrativa. En la composición del fundamental apartado trabajaron, además de Carabias, Reynaldo Vargas, Marta Peruga, José Pasillas y Clara Camín.  La idea de abordar el género surgió a raíz de una conversación con esta última.

 

El Vuelo de Lena – Trailer 1 from Aramedia on Vimeo.

 

El director, a su vez productor, guionista, responsable de fotografía, editor y operador de cámara, quería mostrar el talento de distintas generaciones de actores aragoneses. Junto a Ana Soro, la protagonista, participan Jaime García Machín, Mónica Callejo, Inma Chopo, Gabriel Latorre, María José Moreno, Eva Magaña, Pepe Gros o la niña Rocío Mallor, amplia lista a la que se suma, en una pequeña colaboración, el locutor radiofónico Javier Vázquez.

 

El rodaje abarcó 24 intensas jornadas a lo largo de ocho meses. Carabias eligió 20 localizaciones, entre interiores y exteriores, de la capital aragonesa, un recorrido que llevó a Valdefierro, La Paz, el Actur, Montecanal, la zona centro o San José (en concreto en el espacio cívico Teodoro Sánchez Punter, donde tuvo lugar la secuencia clave de la audición ante el exigente jurado). Además, la antigua azucarera de Alagón fue el escenario en el que acontece parte de la ensoñación de Lena motivada por el desahucio de una familia.

 

Como es habitual en estos casos, las canciones no cuentan con sonido directo y las interpretaron después en el estudio los propios actores, cuestión que ‘El vuelo de Lena’ resuelve con oficio formal. La cualidad también se manifiesta en los movimientos de cámara aplicados por Carabias, con sentido cinematográfico y que entrañaban complejidad técnica.

Doble sesión: ‘El vuelo de Lena’ y ‘Noche de Reyes’

 

La ambición detrás de la obra se refleja en que en origen alcanzaba los 41 minutos y constituía un mediometraje. La duración se redujo primero a 30 minutos y después, con significativos cambios en el montaje, a 25 para cumplir con los requisitos de los festivales. La segunda versión se estrenó el 18 de febrero en un abarrotado Teatro de las Esquinas, acto convertido en una doble fiesta del audiovisual zaragozano al acompañarse de la proyección de ‘Noche de Reyes’, nuevo trabajo del joven Javier Gimeno. El hecho de que Kevin, el hijo de Carabias, sea el protagonista de ese corto animó a ambos directores a desarrollar una sesión conjunta.

 

Imagen de la proyección conjunta de ‘El vuelo de Lena’ y ‘Noche de Reyes’ en el Teatro de las Esquinas

 

La gala, presentada por Javier Vázquez, contó con las actuaciones musicales de Rocío Mallor y su hermana Candela, Mónica Callejo y su hija Alexia, y Jesús Viñas. Se mostraron los tráileres, los ‘making of’ y las tomas falsas, las cuales refrendaron que el público disfrutó.

Autor: Enrique Abenia

Periodista autónomo que ha hecho del cine su forma de vida y su especialización profesional. Su interés por escribir y comunicar también incluye la creación de contenidos digitales y la gestión de redes sociales. Desde hace seis años es crítico cinematográfico de ‘Heraldo de Aragón’, donde antes trabajó como redactor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *