Todos los secretos sobre la Ceremonia del Té

Placido Manzanares 6 febrero, 2020
Etiquetas: , ,

Viajar a otra cultura, relajarnos y cuidar de nuestra salud son algunas de las cosas que podemos aprender tomando una taza de té.

 

Para conocer la tradicional Ceremonia del té Chanoyu, hemos visitado Espabila té (Cortes de Aragón, 47), donde el sumiller internacional Javier Murillo, nos ha podido contar varios secretos de este mundo tan apasionante, así como su experiencia personal.

 

Su pasión por el té surgió cuando tenía 8 años, al empezar a consumir el habitual en España, el de bolsita. En un viaje escolar a Francia, descubrió un sinfín de variedades a granel. Su entusiasmo por el tema, le llevó a buscar formación internacional, que hoy sigue ampliando, ya que como en cualquier trabajo, “las cosas evolucionan”, especialmente respecto a varietales y utensilios.

 

Desde que abrió la tienda, ha notado como sus clientes han ido aprendiendo con él: «ahora vienen informados y preguntan cosas específicas, como un darjeeling en particular».

 

Torta de té Puer.

 

En el local, podemos encontrar un sinfín de variedades, tanto en hebras como en tortas (denominadas puer);  y vajillas y utensilios, importados de China y Japón. Además, disponen de una selección de cafés y de chocolate ecológico del 99% de pureza.

 

¿Qué té nos conviene más?

La temporada alta de consumo de té es de octubre a marzo, como la de esquí. Sin embargo, cada vez se consume más en verano, tanto frio como caliente.

 

Durante el invierno, muchos clientes buscan soluciones para perder peso, así como fortalecer nuestras defensas. Las variedades roja y azul son perfectas, ya que son diuréticos y aportan vitaminas, antioxidantes y nutrientes, y deben ir acompañadas de dieta y ejercicio.

 

Javier vierte agua caliente en la vajilla

 

Ceremonia del té paso a paso

 

El primer paso es precalentar toda la vajilla, para homogeneizar la temperatura en todos los recipientes. Si no lo hacemos así, al verter el té, se enfriará y no sabrá igual, nos explica Javier mientras hierve agua, que se recomienda que sea de mineralización débil. Seleccionamos un té verde, un sencha japonés.

En esta ocasión, contamos con dos recipientes: el gaiwan (cuenco con tapa) y el sicha (mar de té), además de dos tazas.

 

Para un buen té, hacen falta tres cosas fundamentales: tiempo, temperatura y cantidad. Dos gramos y medio serían suficientes para una taza. Con el agua a 80 grados, echamos el té en el gaiwan. En este paso se suele oler el té, que recuerda a algas marinas.

 

Es fundamental humedecer el té con delicadeza

 

Tras dos minutos y medio, se moja el té con delicadeza, como regando un jardín, evitando sumergir el filtro. De esta manera, logramos que se infusione todas las hebras prácticamente a la vez.

 

último paso antes de poder disfrutar de una buena taza de té

 

Ahora servimos los cuencos. El color es el clásico: un verde amarillento. Nunca se sirven hasta arriba, para evitar quemarse al beber, siempre con sorbos pequeños, para degustar la intensidad del sabor. En este caso, podemos apreciar tonalidades de judía y de alga.

 

 

Javier nos enseña una de las variedades más vendidas: el Houjicha, sin cafeína.

 

Como maridaje el té verde es idóneo para acompañar pescado ahumado o crudo, como un salmón o una escalivada. En el caso del té negro, es perfecto para chocolate o queso curado. Nunca se debe acompañar el té con comida frita, ya que pueden anular su sabor.

 

En el caso del tradicional té inglés, lo ideal es recurrir a una variedad con tonos cítricos, como el Earl Grey, que tiene sabor a bergamota, y que es idóneo para acompañar un surtido de pasteles.

 

Utensilios del té matcha: chasen y chawan.

 

Otras ceremonias

 

La ceremonia del té matcha japonesa es bastante diferente, especialmente en los utensilios, como el chasen y el chawan (el cuenco y el batidor). No es infusionado, es en polvo y se bate, pudiendo estar listo en apenas 30 segundos.

 

Si tenéis interés en conocer en más profundidad este mundo, Javier suele realizar talleres didácticos y amenos para conocer el té, tanto para empresas como para particulares, e incluso colegios.

 

Brindis de despedida

 

Para despedirnos, le pregunto a Javier cuál es el secreto para disfrutar de un buen té. “Solemos tomar muy mal el té: necesitamos buscar el tiempo necesario para prepararlo y saborearlo, con calma. Parecido a la filosofía del slow food. Es una experiencia a la que debemos acercarnos por cultura, además de salud”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *